En el aula de informática: Windows y Linux congelados

¿Qué significa congelar un sistema? Los programas de congelación del sistema o también conocidos como «reinicie y restaure», son herramientas que permiten dejar el sistema operativo en un punto determinado (congelado en ese estado) de forma que cualquier cambio que realice el usuario en el sistema, como la creación y borrado de archivos o modificaciones de la configuración, es ignorado en cada reinicio del ordenador.

Hace unos meses escribía sobre el software de gestión de aula iTalc, una potente herramienta ideal para las clases de informática. iTalc no sólo facilita enormemente el desarrollo de las clases, sino también otros aspectos de mantenimiento de los ordenadores en el aula de informática. Con la idea de continuar la serie de artículos sobre el tema, en esta ocasión quiero hablar de DeepFreeze y Ofris, dos herramientas de congelación de sistemas operativos, Windows y Linux respectivamente.

¿Qué significa congelar un sistema? Los programas de congelación del sistema o también conocidos como «reinicie y restaure», son herramientas que permiten dejar el sistema operativo en un estado determinado (congelado en ese punto) de forma que cualquier cambio que realice el usuario en el sistema, como la creación y borrado de archivos o modificaciones de la configuración, es ignorado en cada reinicio del ordenador.

En un centro educativo, utilizar este método de «limpieza» en todos los ordenadores es especialmente práctico. Los equipos en la sala de informática siempre están listos para ser usados por el siguiente grupo de alumnos. Todas las carpetas creadas, todos los elementos de configuración (fondos de escritorio, aspecto de iconos y ventanas, etc.) que hayan sido modificados, vuelven a su estado original en cada reinicio. Y esto se aplica también a la entrada de virus al sistema. Solución drástica, pero efectiva.

Si el aula dispone de arranque dual Windows-Linux (muy habitual en colegios), quizá queramos disponer de un programa de congelación en cada sistema.

El primero de ellos es DeepFreeze, disponible para Windows, Mac OS X y Windows Server. No es gratuito, pero hay disponible una versión de evaluación para poder probar el software y, si interesa, adquirir entonces una licencia. El software cuenta con una serie de opciones para la congelación y descongelación de Windows. Permite por ejemplo dejar el sistema descongelado durante un número determinado de reinicios de ordenador, de forma que si estamos realizando tareas de instalación y mantenimiento que requieren salir y volver a entrar en el sistema, los cambios se tienen en cuenta.

Otra opción para Linux es Ofris, con una interfaz mucho más sencilla y con menos opciones que DeepFreeze, pero igualmente efectivo. En Electrorincón explican la instalación de este sistema de congelación para Ubuntu, aunque para aquellos que conozcan el uso del terminal de Linux, estas son las instrucciones para añadir un nuevo respositorio e instalar los paquetes necesarios:

sudo add-apt-repository ppa:tldm217/tahutek.net
sudo apt-get update
sudo apt-get install ofris-en

Una vez instalado, simplemente ejecutamos el programa:

ofris-en

y aparece la pantalla de configuración de Ofris con 6 opciones en el menú. Básicamente permite la congelación del sistema para todos los usuarios, para el usuario actual, para un usuario determinado (alumno, por ejemplo) y lógicamente, cuenta con la opción de descongelación, para realizar los cambios necesarios en el sistema.

Si no disponemos en el aula de informática de un sofisticado sistema de gestión de usuarios, donde cada alumno tenga su espacio de trabajo, los sistemas de congelación pueden ser una solución bastante práctica.

¿Qué sistemas utilizáis para mantener los ordenadores siempre a punto? ¿Conocéis otros sistemas de congelación como Ofris o DeepFreeze?

Enlaces: DeepFreeze | Ofris

Problemas con las TIC en clase de matemáticas

Parece que este profesor de Biola University tiene algunos problemas con las TIC en su clase de matemáticas. Intenta mostrar un vídeo con Windows 7 pero todo se vuelve en su contra. Sin embargo, en realidad, es toda una muestra de dominio de las TIC, aunque sólo sea para dar un toque de humor con motivo de Halloween.

Parece que este profesor de Biola University tiene algunos problemas con las TIC en su clase de matemáticas. Intenta mostrar un vídeo con Windows 7, pero todo se vuelve en su contra. Sin embargo, en realidad, es toda una demostración de dominio de las TIC, aunque sólo sea para dar un toque de humor con motivo de Halloween.

Me encanta la parte en que desinstala Windows 7… También Mac sale a escena. Por lo visto no es la primera vez que las tecnologías le juegan una mala pasada.

El vídeo lo comparte Arturo Goga en su blog sobre tecnología que por cierto recomiendo.

Enlaces: Halloween 2010: Math Teacher… | Halloween 2009: Class Video

Geometría: la estrella

La geometría es probablemente la parte de las matemáticas donde más fácil resulta aplicar las TIC, sobre todo porque podemos verlas bien en 2 o 3 dimensiones. Es quizá por este motivo que incluso comprobar soluciones a problemas matemátios puede resultar hasta entretenido.

Ya he hablado en este blog sobre GeoGebra, un software educativo para el área de matemáticas, diseñado para trabajar con álgebra y geometría. Podemos utilizarlo para muchos propósitos, entre ellos, como digo, plantear algunos ejercicios de geometría para comprobar el resultado y de paso comprender aún mejor el desarrollo de la solución al problema. Ver el problema siempre ayuda.

La geometría es probablemente la parte de las matemáticas donde más fácil resulta aplicar las TIC, sobre todo porque podemos verlas bien en 2 o 3 dimensiones. Es quizá por este motivo que incluso comprobar soluciones a problemas matemáticos puede resultar hasta entretenido.

Ya he hablado en este blog sobre GeoGebra, un software educativo para el área de matemáticas, diseñado para trabajar con álgebra y geometría. Podemos utilizarlo para muchos propósitos, entre ellos, como digo, plantear algunos ejercicios de geometría para comprobar el resultado y de paso comprender aún mejor el desarrollo de la solución. «Ver» el problema siempre ayuda.

En esta ocasión propongo el problema de calcular el área de una estrella, como la que muestra la figura. El primer reto está claro: trabajar un buen rato con GeoGebra para dibujar la figura.

Por facilitar la construcción de la figura, podemos suponer que la estrella es la combinación de varios polígonos: 1 hexágono (el centro de la estrella) y 6 triángulos, suponemos que equiláteros. El lado del hexágono (y por tanto del triángulo) es 3.

GeoGebra permite calcular el área de cualquier polígono que dibujemos sobre el plano, de modo que el cálculo del área total de la estrella será la suma de las áreas de las distintas figuras planas que la componen. Lo ideal es realizar también los cálculos a mano, sobre papel, para posteriormente comprobar la solución utilizando el programa. Dejo esta presentación donde se desarrollan todos los cálculos utilizando las fórmulas correspondientes.

[issuu viewmode=presentation layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Flight%2Flayout.xml showflipbtn=true documentid=101103200834-7e67c648f5904d7daaef5b140d1d4dd8 docname=geogebra-estrella username=ebenimeli loadinginfotext=La%20estrella showhtmllink=true tag=maths width=450 height=337 unit=px]

Si después de realizar el ejercicio tus cálculos no coinciden, probablemente no sea por algún error en las operaciones a mano, sino por alguno que hayas cometido dibujando la figura (recuerda que los triángulos deben ser equiláteros). En este screencast puedes ver cómo se dibuja correctamente la estrella con GeoGebra.

Enlaces: GeoGebra | Desarrollo del problema | Screencast: Dibujo de la Estrella

Ampliando Internet: 340 sextillones de direcciones IP

Una presentación de 4º de ESO sobre Redes de Ordenadores y sobre la nueva versión 6 del protocolo IP de Internet.

Aprovecho esta presentación de clase sobre «Redes de ordenadores» de 4º de ESO para comentar un aspecto de Internet de importancia y no muy conocido por ser considerado «cuestión técnica». El usuario medio, sin embargo, cada vez es un poco más experto en informática, especialmente en temas relacionados con la Red, precisamente porque busca por sí mismo en Internet aquello que no entiende. Además, tener una conexión ADSL o cable en casa, compartir de vez en cuando contenidos por la red y por qué no decirlo, discutir por teléfono con nuestro proveedor de servicios de Internet (ISP), provoca que algunos términos como el de dirección IP empiecen a resultar familiares. Pero, ¿sabemos realmente qué es?

Para entender que es una dirección IP y qué función tiene, conviene aclarar un par de conceptos, como el de red de ordenadores.

[issuu viewmode=presentation layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Flight%2Flayout.xml showflipbtn=true autoflip=false autofliptime=6000 documentid=101101184649-550b9180d2554aa6bc020333afb117a7 docname=t2-redes-de-ordenadores username=ebenimeli loadinginfotext=Redes%20de%20ordenadores%20(I) showhtmllink=true tag=network width=450 height=346 unit=px]

Algunas definiciones:

Una red de ordenadores es un conjunto de equipos informáticos conectados por medio de cables, señales y ondas o cualquier otro método de transporte de datos. Estas redes permiten ampliar la cobertura de la red geográficamente, coordinar tareas, compartir recursos y reducir costes.

Cada equipo en esta red de ordenadores tiene asignado un código llamado dirección IP compuesto por 4 grupos de números y cada número puede tener un valor entre 0 y 255. La dirección debe ser única en la red y permite localizar y acceder a cada equipo. Un ejemplo de dirección IPv4 (esta es la versión actual de este protocolo de Internet) sería 12.34.56.78.

Entonces, si cada ordenador (cada conexión) en casa tiene un número asignado como si de un número de teléfono se tratara (p.ej.: 12.34.56.78), en un futuro no muy lejano, ¿habrá números para todos? La respuesta es no. De hecho, se están acabando y se estima que queda alrededor de un un 9% de los posibles números que se pueden asignar.

¿Hay alguna solución? Sí y se llama IPv6. El vídeo Expanding the Internet: From IPv4 to IPv6 lo presenta de forma muy didáctica. Como dato (espectacular) sólo decir que si con IPv4 podíamos tener 4.294.967.296 de direcciones únicas, con IPv6 el problema de quedarnos sin IP queda solucionado con las 340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456 direcciones distintas posibles (340 sextillones). Ya sabemos un poco más sobre Internet.

Enlaces | Sobre IPv4 e IPv6 en Wikipedia | Presentación sobre Redes de Ordenadores (I) | Vídeo sobre IPv6
Fotografía | Networking de Norlando Pobre en Flickr

Gestión de horarios con iPad: Google Calendar + iCal

En papel o en soporte digital, la agenda es una herramienta fundamental para la organización personal. Con ella planificamos nuestra semana, anotamos eventos importantes y reorganizamos la jornada. Para el profesor se convierte en un elemento de consulta diaria, que el lunes a primera hora, nos dice que nos depara la semana: clases, actividades, reuniones, sustituciones, tutorías, exámenes, etc.

En papel o en soporte digital, la agenda es una herramienta fundamental para la organización personal. Con ella planificamos nuestra semana, anotamos eventos importantes y reorganizamos la jornada. Para el profesor se convierte en un elemento de consulta diaria, que el lunes a primera hora nos dice que cómo se presenta la semana: clases, actividades, reuniones, sustituciones, tutorías, exámenes, etc.

Hace un tiempo comentaba que no era fácil desprenderse del papel para introducir en nuestra organización diaria una agenda digital. Sin embargo el intento merece la pena. Las ventajas de usar un soporte informático para organizar, por ejemplo, nuestro horario son innumberables. Personalmente utilizo Google Calendar desde hace varios años para organizar todo tipo de eventos, tanto personales como de trabajo, y de momento no he cambiado.

Google Calendar, en su versión web presenta una interfaz muy cómoda donde podemos añadir y modificar entradas en un horario con un par de clics, o reorganizar la semana arrastrando algunos eventos. Pero no es esta la única opción de acceder a los distintos calendarios que podemos definir con con Google. También es posible sincronizar con otros programas y tener en todo momento la agenda actualizada con independencia del dispositivo que utilicemos para acceder.

Una de las opciones de sincronización más interesantes es la de Google Calendar con el programa iCal de iPad. El programa de gestión de agenda de la nueva tablet de Apple destaca sobre todo por la claridad de su interfaz gráfica y por su facilidad de uso, sin embargo, se vuelve especialmente práctico cuando podemos ver y modificar en él todos nuestros calendarios de Google.

La siguiente imagen muestra una semana cualquiera del año utilizando el programa iCal en iPad.

Los eventos de la imagen anterior corresponden con los que aparecen en los distintos calendarios de Google en la siguiente imagen.

Es decir, que en todo momento disponemos de la misma información en nuestra agenda, tanto si lo hacemos desde la página web con Google Calendar, como si accedemos al calendario desde nuestro iPad. Todo ventajas.

Pero, ¿cómo enlazar los eventos de ambos lados? Para ello accedemos en el iPad a la sección «Mail, contactos, calendarios» dentro del programa «Ajustes». Entramos en la opción «Añadir cuenta…» y se muestran varias opciones cuenta.

Pulsamos sobre «Otros» y posteriormente «Añadir cuenta CalDav». Aparecerá la siguiente ventana que solicita los datos de nuestra cuenta en Google. Completamos la información, y listo: al acceder al programa iCal podremos seleccionar que calendarios de Google deseamos mostrar en el iPad.

Manejar un horario con el iPad es realmente cómodo. Una de las ventajas de consultar nuestra agenda desde un dispositivo móvil debe ser la rapidez en la consulta y edición de eventos y, desde luego, la combinación iCal + GCalendar con el iPad lo consigue.

Enlaces: Google Calendar | iCal | iPad