Infografía del profesor productivo: las 8 cualidades TIC

Os presento en una infografía las que, a mi juicio, son «Las 8 cualidades TIC de un profesor productivo» y que he publicado en mi blog «Ocho en punto» sobre organización personal y productividad. En el post original podéis encontrar algunos reflexiones adicionales y la infografía en distintos formatos de descarga.

Las 8 cualidades TIC de un profesor productivo

Docencia y productividad

Si hay un trabajo que debe preocuparse de gestionar bien la información, el conocimiento y los mejores métodos para transmitirlo, es la docencia. Continuar leyendo «Infografía del profesor productivo: las 8 cualidades TIC»

Cómo unirse a la Comunidad de Educadores de Microsoft en 5 pasos

La Comunidad de Educadores de Microsoft (en inglés «Microsoft Educator Community») es un espacio donde puedes aprender nuevas habilidades, descubrir actividades en el aula y ganar insignias y certificados. Y ahora que tanta importancia se está dando a la acreditación de la competencia digital docente, el MEC es un buen lugar donde indagar. Como su nombre indica, se trata de una comunidad de profesores y, también su nombre nos da alguna pista sobre el tipo de tecnologías en las que está centrada. Lógicamente, las de Microsoft.

Ya habrá tiempo de detallar qué podemos hacer en esta comunidad. De momento, supongo que interesa cómo unirse a la esta comunidad. Vamos al grano.

1. ¡Bienvenido educador!

La comunidad es online y la encontrarás en:

http://education.microsoft.com

Así que el primer paso es hacer clic sobre el enlace de arriba para acceder a la página web donde reside la comunidad.


Haz clic sobre cada imagen para ampliarla

La web nos recibe con un mensaje de bienvenida: ¡Bienvenido educador! Continuar leyendo «Cómo unirse a la Comunidad de Educadores de Microsoft en 5 pasos»

Países en perspectiva: ¿es España más grande que Alemania?

¿Es España más grande que Polonia? ¿O más grande que Noruega? ¿Y comparando con Alemania? Está claro que si consultamos en Wikipedia los datos de superficie de ambos países o preguntamos a WolframAlpha con un simple «Is Spain bigger than Germany?», obtendremos un «sí» por respuesta: 505370 km2 de superficie española frente a los 357376 km2 del país alemán. Recursos hay, pero no es igual de entretenido comparar dos valores numéricos que visualizar gráficamente la diferencia de tamaño sobre el mapa. Y es esto lo que permite hacer precisamente MAPfrappe, con algo de trabajo por parte del usuario.

La aplicación web muestra tamaños relativos de distintos objetos del mundo: ciudades, provincias, parques, edificios, países, etc. Y para ello basta con trazar primero el contorno sobre la región que queremos comparar para posteriormente desplazarla sobre cualquier otra zona del mapa. Un recurso didáctico interesante para contenidos relacionados con la geografía. El objetivo para el alumno no solo es poder comparar dos superficies, sino que obligatoriamente tiene que prestar atención a la región mientras traza su contorno.

«España en perspectiva» es un vídeo que he preparado para comparar la superficie de España respecto a algunos países de Europa. Y cuando el contorno «vuela» sobre otros regiones, en muchos casos sorprende la diferencia.

Vídeo | «España en perspectiva»
MAPfrappe | mapfrappe.com
Fotografía | «Earth» de Kevin Gill en Flickr (Creative Commons BY 2.0)

Retoque y montaje fotográfico con GIMP: screencast en 6 minutos

Los alumnos de secundaria pertenecen a la generación Instagram, si es que tal clasificación existe. Si hablamos de edición de fotografías (digitales, obviamente, porque para ellos no existe otra opción), lo primero que se preguntan es cuál es la mejor aplicación móvil capaz de aplicar algún tipo de filtro al último selfie que se acaban de hacer. Sacar foto, añadir filtro y publicar en redes sociales. Todo en apenas unos segundos. Son también la generación de lo instantáneo (otra etiqueta más que se llevan).

Muy raro será que un adolescente en 2017 se plantee como alternativa descargar alguna de sus fotos en un ordenador, abrir un programa de edición de imágenes instalado en él, y hacer modificaciones sobre la fotografía. Para ellos, todo serán inconvenientes: es un proceso muy largo, seguramente piensan que la mejora en el resultado final no es importante y además deben invertir un tiempo en aprender los entresijos de un software infinitamente más difícil de manejar que su teléfono móvil. Vamos, que no les compensa.

Afortunada o desafortunadamente no todos los problemas los pueden resolver nuestros smartphones. Hay tareas concretas que siempre van a necesitar soluciones software mucho más sofisticadas. Por ejemplo, el diseño gráfico o la fotografía profesional son áreas profesionales que requieren de habilidades y conocimientos muy concretos, además de programas de ordenador específicos, para los que no hay (ni tiene sentido que haya) una alternativa móvil.

Es cierto que cuando hablamos de retoque fotográfico pensamos en Photoshop. De hecho, cuando vemos en alguna fotografía algo no nos cuadra, en la que parece que hay algo de trampa, decimos que ha pasado por Photoshop. Nos referimos al producto para hablar de un proceso, el de retoque fotográfico, que podemos realizar con otras tantas herramientas disponibles en el mercado; algunas a mejor precio o incluso gratuitas. Ese es el caso de GIMP, un programa para la manipulación de imágenes digitales que utilizo con mis alumnos en clase, especialmente en las unidades didácticas dedicadas al tratamiento de la imagen digital.

La imagen digital se trabaja en profundidad en 2º de ESO, cubriendo al menos los siguientes contenidos:

  1. La imagen digital. Tipos de imágenes. El píxel. Propiedades de la imagen: resolución, dimensión, profundidad y modo de color. Formatos de imagen.
  2. Tratamiento de la imagen. Uso de herramientas de selección y de transformación.
  3. Selección de las propiedades de la imagen. Herramientas de dibujo, de clonado y de manipulación de textos. Trabajo con capas. Aplicación de filtros y efectos.
  4. Tratamiento del color. Generación de imágenes animadas. Exportación a distintos formatos.

Sin lugar a dudas, GIMP se presenta como una herramienta de lo más completa para cubrir de sobra estos objetivos; y es muy adecuada sobre todo en etapas iniciales de aprendizaje en este ámbito. Conocer un 10% de las posibilidades de GIMP, ya es todo un logro, y más para un estudiante de secundaria. Al fin y al cabo, lo fundamental es que los alumnos descubran las distintas operaciones de edición de imágenes digitales que pueden realizar con un ordenador personal (que cada vez utilizan menos), independientemente de la herramienta concreta que elijan. El programa que utilicen es solo eso: una herramienta, un medio. Y las ventajas de GIMP son claras. Es un software gratuito, fácil de obtener desde Internet, disponible en versiones para MS Windows, Mac y Linux, y es de código abierto.

Uno de los proyectos que planteo a los alumnos es el de «El intruso». Se trata de un ejercicio práctico de composición de imágenes digitales, en el que deben colocar un objeto recortado de una imagen en una nueva imagen, en un nuevo escenario. Aunque hace ya un tiempo elaboré una guía a modo de tutorial sobre composición de imágenes digitales con GIMP, comparto en esta ocasión un screencast mostrando el proceso completo. En particular, explica el uso de la herramienta de tijeras de selección inteligente y la aplicación de una máscara rápida para el retoque del contorno.

Vídeo | «The Intruder» / Scissors Select Tool & Quick Mask with GIMP de Enrique Benimeli en Vimeo
Fotografía #1 (fondo) | «Las Rotas (Denia)» de Enrique Benimeli en Flickr
Fotografía #2 (objeto) | «Las Rotas (Denia)» de Enrique Benimeli en Flickr
GIMP.org | www.gimp.org

Zip, zip, zip: más empaquetar que comprimir

Atrás quedan ya los días en los que el espacio en memoria de un ordenador era un problema. Bien pensando, quizá no fuera tanto inconveniente; sencillamente los programas y recursos se adaptaban a la memoria que era posible gestionar en aquellos tiempos. Hablo de los años en los que se popularizó el ordenador personal, allá por los 80. Era otra época.

Floppy diskEl disquete o disco flexible (en inglés, floppy disk o diskette) era el medio de almacenamiento externo principal, que nos permitía llevar los programas y datos de un ordenador a otro. En el floppy disk de 1987 podíamos almacenar tan sólo 1,44 MB y esto suponía un problema cuando aquello que queríamos copiar ocupaba, por ejemplo, 50 veces más. Por un lado, suponía tan solo algo más de 50 MB, pero necesitábamos en cualquier caso 50 disquetes con el inconveniente añadido de tener que «partir» los datos en fragmentos de 1,44 MB. Largas esperas para copiar los datos, por no hablar del momento de leerlos. Uno detrás de otro, debíamos introducir cada disquete en orden, suplicando que no fallara ninguno.

Para tener un poco de perspectiva, si en la actualidad quisiéramos guardar Windows 8.1 en disquetes, necesitaríamos cientos de ellos. Instalar este sistema operativo en el ordenador nos llevaría una larga y aburrida tarde frente al ordenador, esperando a cambiar cada disco por el siguiente. Y no solo por el tiempo que tendríamos que invertir, sino por el riesgo de que uno de los disquetes contuviera algún error. Sobre todo si se trata del último disco… el 3711 de 3711.

Floppy disks: Windows 8.1

Afortunadamente, se han desarrollado nuevos soportes: CD, DVD, pendrives, discos externos de gran capacidad, etc. Los tamaños de memoria de almacenamiento han evolucionado exponencialmente en todo este tiempo. Hemos pasado de las tarjetas perforadas de unos pocos bytes en los años 50, al almacenamiento ilimitado en la nube que ofrece Internet en la actualidad. En esta infografía podemos ver la evolución del almacenamiento informático en los últimos años.

Evolución del almacenamiento informático

Hace años, trabajar con archivos en un ordenador era más habitual que ahora. Uno se veía entonces casi obligado a conocer los aspectos más técnicos del sistema de archivos; y comprender las extensiones y calcular bien los tamaños era importante para manejarse con cierta soltura con el sistema operativo. Y aunque actualmente estos conceptos aparecen en los temarios de asignaturas como informática y tecnología, realmente no son esenciales para moverse con soltura en un entorno cada día más basado en la web, en el que el espacio no es un problema y el concepto de archivo no siempre está presente. En 2014 podemos abrir un navegador web y con apenas unos clics conseguimos llevar a cabo infinidad de tareas, con herramientas cada día más intuitivas, y en las que el “objeto archivo” en ocasiones ni lo percibimos. Por ejemplo, cuando accedemos a una página web, realmente estamos descargando varios archivos que contienen un código (HTML, entre otros) que nuestro navegador interpreta para mostrar correctamente la información.

Las nuevas aplicaciones web van por ese camino: abstraer al usuario de cualquier detalle técnico sobre las gestión de archivos. Todo es fácil e instantáneo. Sin embargo, todavía resulta inevitable hablar de “archivo” o “carpeta», como conceptos fundamentales de la organización de la información en un ordenador. Pensemos por ejemplo en servicios de sincronización de archivos, como Dropbox o Onedrive.

ZIPLas nuevas generaciones de nativos digitales comprenden sin mayor problema el concepto de “archivo”, pero no se sienten cómodos con ello. Quizá sea solamente una sensación, pero tareas como escribir una URL completa en un navegador, para obtener un archivo que se enlaza con una dirección de Internet, no resultan tan evidentes para un alumno que empieza «en serio» con la informática. Acciones como descargar un archivo y localizarlo en el sistema, es posible que a veces no sea tan inmediato. Tampoco hay que suponer que será fácil reconocer que un archivo está comprimido, que contiene otros y que al descomprimir se crea una carpeta con todos ellos. O que para realizar un envío de un proyecto compuesto por varios documentos e imágenes, es fundamental saber comprimirlos en único archivo, puesto que muchos sistemas de envío online aceptan un solo elemento.

Para exponer el proceso de «empaquetado» de archivos, he creado este pequeño esquema que puede ser también un buen punto de partida para explicar en clase la compresión de archivos, utilizada más bien para reunir los datos en un sólo objeto, que para comprimir y reducir el tamaño del archivo. El espacio ya no es problema.

Zip/Unzip

Infografía«Evolución del almacenamiento informático»
Documento | «Cómo empaquetar un proyecto para enviarlo en un solo archivo»
En Tiching | es.tiching.com/402873

Una imagen vale más que mil palabras: 10 claves para crear una infografía atractiva y eficaz

La infografía es un recurso gráfico que se ha popularizado en los últimos años. O eso parece. No es un concepto nuevo, pero es cierto que se está utilizando cada vez más con carácter didáctico, no solo en publicaciones especializadas y otras conocidas revistas sobre divulgación, sino también en las primeras etapas educativas, para enseñar y para aprender. Los libros de texto han incorporado desde siempre este tipo de recurso, pero quizá sea la facilidad para publicar y difundir ahora contenidos en Internet y la diversidad de herramientas para crear infografías — programas y aplicaciones online —, lo que ha disparado el interés por representar todo tipo de información de un modo mucho más atractivo e inmediato. «Una imagen vale más que mil palabras», se suele decir.

PhishingLa infografía es ideal para transmitir un concepto de forma directa e instantánea, principalmente a través de elementos gráficos. Puede ser utilizado por el profesor para exponer determinados contenidos de una asignatura, pero también puede ser una completa actividad para los alumnos. Al fin y cabo se trata de un proyecto en el que es necesario idear, planificar, investigar, crear y exponer. Además, es un recurso válido para cualquier materia: existen infografías sobre los más diversos temas: ciencia, historia, idiomas, tecnología, etc.

La Wikipedia define la infografía como «una representación visual de los propios textos; en la que intervienen descripciones, narraciones o interpretaciones, presentadas de manera gráfica normalmente figurativa, que pueden o no coincidir con grafismos abstractos y/o sonidos. La infografía nació como un medio de transmitir información gráficamente. Los mapas, gráficos, viñetas, etc. son infogramas; es decir, partes de la infografía, con la que se permite a estos una información completa aunque pueda ser complementaria o de síntesis.»

Social Media Networks

Podemos decir que hemos diseñado una buena infografía si, con un primer vistazo, sentimos curiosidad por recorrer todos los detalles que aparecen en ella. No sólo debe ser transmisora de conocimiento, sino que también debe entretener al lector.

Para que cumpla su propósito de «dar a conocer» un tema, hay varios elementos que podemos considerar tanto en el diseño gráfico como en la selección de contenidos, y que determinarán la efectividad de nuestra infografía. Podríamos decir que hay elementos que, sencillamente, funcionan siempre. Propongo un recorrido por estas características a través de 10 ejemplos de infografías sobre el mundo de Internet.

1. Cuida la imagen: iconos y logotipos

Infografías: clave 1

Es fundamental utilizar los iconos y elementos gráficos adecuados para guiar al lector por los distintos apartados de nuestra infografía. Es conveniente cuidar la elección y diseño de los logotipos y cualquier otro aspecto de imagen: diseño, colores, tipografías, imagen corporativa, etc.

Infografías: clave 1

Infografía #1: «Apple Around The World»

2. Resume para el lector: ventajas e inconvenientes

Infografías: ventajas y desventajas

«Sintetiza para el lector». Un elemento muy efectivo es mostrar un apartado con las ventajas e inconvenientes de alguno de los conceptos expuestos en la infografía. Resaltando gráficamente los aspectos positivos y negativos, una sección del tipo «X vs. Y» resumiendo o concluyendo una información, puede ayudar al lector a comprender mejor el tema.

Infografía #2: «El uso del 4G en España»

3. Sé creativo: gráficas originales

Infografías: gráficos originales

En una infografía es habitual mostrar alguna gráfica presentando algunos datos estadísticos.  Podemos utilizar los tradicionales diagramas de sectores y gráficas de barras, pero si lo que queremos es hacer atractiva nuestra infografía, quizá convenga ser algo más creativos.

Infografía #3: «Quién, cuánto y cuándo compra lotería de Navidad en Internet»

4. Ordena en el tiempo: cronologías

Infografías: cronologías

Quizá no todas las infografías necesiten presentar cronológicamente una determinada información, pero si tenemos oportunidad de organizar algunos datos en forma de eje cronológico o línea de tiempo, conseguiremos guiar al lector por los contenidos de una forma más ordenada.

Infografía #4: «Historia de la mensajería instantánea»

5. Ilustra: obvio, pero explicativo

Infografías: elementos gráficos

La infografía debe facilitar la lectura de datos. Aunque en ocasiones resulte obvio, ilustrar de forma clara una y otra vez la idea que se desea transmitir, es uno de tantos método para conseguir que la información se digiera mucho mejor, especialmente si se trata de porcentajes u otras cantidades.

Infografía #5: «Principales amenazas para tu ordenador: troyanos»

6. Despierta el interés del lector: temas curiosos 

Infografías: curiosidades

Dependerá mucho del tema escogido, pero si le «damos una vuelta» a nuestra infografía para mostrar el lado más curioso de la idea que se expone, quizá logremos un mayor interés en su lectura. No es lo mismo exponer el tema «¿Para qué utilizamos Internet?» que representar la idea de «¿Qué sucede en Internet en 60 segundos?». Mucho más atractivo el segundo enfoque, sin lugar a dudas.

Infografía #6: «¿Qué pasa en Internet cada 60 segundos?»

7. Divulga: el lector debe aprender algo nuevo hoy

Infografías: aprender

Si después de recorrer visualmente la infografía, el lector no tiene la sensación de haber aprendido algo nuevo, no estamos logrando el objetivo didáctico de este recurso. Podemos hacer que nuestra infografía sea original en su tema y creativa en su diseño, pero no debemos descuidar los contenidos.

Infografía #7: «¿Cómo funciona el phishing?»

8. Geolocaliza: los mapas funcionan

Infografías: mapas

Los mapas son siempre curiosos de ver, sobre todo si incluyen algún dato sobre la regiones objeto de estudio. ¿En qué lugares del mundo se vende más un determinado modelo de teléfono? ¿cuáles son las zonas más pobladas del planeta? ¿en qué países hay más usuarios de Internet? Estas pueden ser preguntas cuya respuesta podemos representar directamente en un mapa.

Infografía #8: «LinkedIn en el mundo»

9. Explica: evolución, tendencia, progreso

Infografías: evolución

Las gráficas de evolución y tendencia son un recurso interesante para resumir cierta información en una infografía, que de otro modo nos veríamos obligados a reflejar en tablas de datos, no siempre fáciles de leer. Siempre será mejor idea dar al lector la opción de interpretar de un vistazo los datos ya resumidos en una gráfica, más que obligarle a analizar los datos por separado. Recordemos que, a través de la infografía, pretendemos presentar al lector una idea de forma directa e inmediata.

Infografía #9: «Evolución del comercio electrónico en España»

10. Compara: «X vs. Y»

Infografías: comparativas

«¿Cómo sería el mundo sin Internet?». Podríamos describir con palabras cómo cambiarían las cosas si no existiera la Red, pero siempre funcionará mejor presentar y comparar dos situaciones a través de ejemplos concretos. Una infografía planteada como «Mundo con Internet vs. Mundo sin Internet» despertará sin duda la curiosidad del lector.

Infografía #10: «¿Cómo sería el mundo sin Internet?»

¿Has utilizado este recurso gráfico en tus clases para exponer un tema o para que tus alumnos investiguen? ¿Qué otros elementos crees que pueden hacer más eficaz una infografía?

Ecuaciones con LibreOffice y WolframAlpha y cómo matar dos pájaros de un tiro

Empieza la clase de matemáticas. Me dispongo a proyectar algunos ejercicios de ecuaciones de primer grado con fracciones. Estamos terminando el tema y estos últimos días los dedicamos a repasar la unidad con ejercicios para el próximo examen. Un libro sobre la mesa con nuevos ejercicios que plantear… y copiar: ¿pizarra o proyector…?

Confieso que prefiero «escribir» las expresiones matemáticas en digital, utilizando un editor de fórmulas: LibreOffice/OpenOffice Math. Y en mi caso particular, después de adquirir cierta práctica, reconozco que tardo bastante menos tiempo en escribir las fórmulas con el teclado del ordenador que a mano. Por otro lado, una vez escritas las fórmulas, las puedo guardar, para modificarlas posteriormente y plantear nuevos ejercicios similares, apenas cambiando algunos términos. Además, las expresiones matemáticas proyectadas en el aula, se ven infinitamente mejor: con más luz y mayor nitidez. Yo solo le veo ventajas a trabajar en digital.

Ecuación de primer grado con OpenOffice
Ecuación de primer grado con OpenOffice

Además, para este tema en concreto sobre ecuaciones, es bastante habitual tener que comprobar rápidamente alguna solución. Y es aquí donde entra en juego el buscador de respuestas Wolfram|Alpha, que tanto me ayuda. Me declaro fan absoluto desde hace años y es por ello que he escrito bastante sobre él en este blog.

Si escribir las fórmulas con un editor de ecuaciones es ya de por sí una gran idea, cuando descubrimos que Wolfram|Alpha «entiende» la sintaxis básica de las expresiones matemáticas de LibreOffice/OpenOffice Math, trabajar en «modo digital» con este tipo de recursos resulta entonces realmente productivo. «Matar dos pájaros de un tiro» que decía en el título de este artículo. Escribimos la ecuación con OpenOffice Math, copiamos y pegamos la expresión en Wolfram|Alpha, ¡y listo! Ecuación «dibujada» y resuelta.

Ecuación de primera grado con WolframAlpha
Ecuación de primer grado con WolframAlpha

He preparado un documento que resume en una página la sintaxis básica para escribir con LibreOffice/OpenOffice Math las expresiones matemáticas más comunes. En una especie de «chuleta», se detalla la representación de operaciones y símbolos especiales necesarios para «dibujar» ecuaciones y otras expresiones matemáticas.

Edición de Fórmulas con LibreOffice/OpenOffice

Es posible que algunas expresiones o símbolos de OpenOffice/LibreOffice diseñadas exclusivamente para aspectos de formato (paréntesis graduables, palabras como «cdot» y otros símbolos especiales) no sean interpretados por Wolfram|Alpha. Sin embargo, las expresiones aritméticas y algebraicas básicas son compatibles con el buscador de respuestas.

Documentos | «Fórmulas con OpenOffice/LibreOffice – Sintaxis Básica» (PDF, 1 pág.)
Descargar programas | LibreOffice | Apache OpenOffice
Wolfram|Alpha | www.wolframalpha.com
En Tiching | http://es.tiching.com/120588
Fotografía «pizarra» | «Business person against the blackboard» de Hernani Larrea en Flickr

«Apellido1 Apellido2, Nombre»: procesando cadenas de texto con la hoja de cálculo

Los programas de hoja de cálculo, como LibreOffice, Numbers o Excel, cuentan con funciones que van más allá del cálculo numérico con operaciones básicas y otras fórmulas más complejas. Podemos simular funciones de bases de datos, definir funciones lógicas, realizar conversiones entre unidades de medida o procesar fechas. De este último tipo, incluso podemos encontrar aplicaciones de lo más extrañas, como conocer el día en el que cae el Domingo de Pascua. Todas ellas vienen «de serie». El usuario, por su cuenta, puede definir sus propias funciones. Y este es el tema que ocupa esta entrada.

Personalmente, no hay curso en el que no me encuentre con el problema de analizar una lista de nombres (de alumnos, lógicamente). Los listados que exportan algunas bases de datos nunca tienen el formato adecuado para los programas que necesitan importarlos. Uno se plantea siempre si merece la pena modificarlos manualmente. Pensándolo un par de veces, está claro: mejor procesar los datos con algún programa. El tiempo invertido compensará; y quizá podamos reutilizar el «programita» en años posteriores.

En cualquier caso nos enfrentamos al problema de procesar cadenas de texto. Podríamos programar unas pocas líneas de código en cualquier lenguaje de script y ejecutarlo; pero es una opción demasiado técnica. También podemos optar por utilizar un programa de hoja de cálculo, que incorporan funciones para el tratamiento de texto. Con paciencia y en varios pasos, podemos lograr la conversión que necesitamos.
El problema que se presenta año tras año es el mismo: llega un listado de nombres de personas con este formato.

Apellido1 Apellido2, Nombre

Apellidos y nombre en la misma columna de una hoja de cálculo. Y uno sencillamente necesita los apellidos en una columna y el nombre en otra. Probablemente exista alguna función (muy escondida supongo) que esté diseñada precisamente para este propósito. Sin embargo, una solución más entretenida puede ser combinar funciones de texto ya definidas en la hoja de cálculo. De hecho, puede ser un modo interesante de introducir el concepto de función a los alumnos. Puede ser incluso ser un primer paso en el mundo de la programación.

Volvamos al problema. Para separar apellidos de nombre bastaría con combinar adecuadamente las funciones de texto IZQUIERDA, ENCONTRAR, DERECHA y LARGO. Suponiendo que el nombre completo está almacenado en la celda A1, en la celda contigua (B1) definimos la siguiente fórmula, que nos devolverá los apellidos de la persona:

=IZQUIERDA(A1;ENCONTRAR(",";A1)-1)

En otra celda (C1) definimos esta fórmula, que nos devolverá el nombre de la persona:

=DERECHA(A1;LARGO(A1)-ENCONTRAR(",";A1)-1)

ScriptEs cierto que si necesitamos aplicar esta conversión varias veces en el mismo documento de hoja de cálculo, la definición de las funciones puede resultar un poco tedioso. En este caso, el usuario podría definir su propia función programando una «macro»; un conjunto de instrucciones que hacen exactamente lo mismo que la combinación de funciones anterior. En el programa de hoja de cálculo se accede a esta opción a través del menú: «Herramientas – Macros – Organizar macros». Quizá dedique futuras entradas a este tema. De momento, si alguno ha definido alguna vez (o ha copiado y pegado) alguna macro, un posible fragmento de código sería el siguiente:

REM * Funciones LosApellidos & ElNombre *
Function LosApellidos(NombreCompleto As String)
Dim Apellidos As String
Dim Pos As Integer
Pos = InStr(NombreCompleto,",")-1
Apellidos = Left(NombreCompleto, Pos)
LosApellidos = Apellidos
End Function
Function ElNombre(NombreCompleto As String)
Dim Nombre As String
Dim Pos As Integer
Dim LNC As Integer
lNC = Len(NombreCompleto)
lAP = Len(LosApellidos(NombreCompleto))
Pos = lNC-lAP-2
Nombre = Right(NombreCompleto, Pos)
ElNombre = Nombre
End Function

Con esta definición, suponiendo que el nombre completo de la persona está almacenado en A1, bastaría con utilizar las funciones de este modo en cualquier celda.

Para obtener los apellidos:

=LosApellidos(A1)

Y para obtener el nombre:

=ElNombre(A1)

Podéis encontrar algunos detalles sobre estas funciones en la wiki de reciente creación que comenté hace unos días.

Wiki | Funciones de texto con hoja de cálculo

Un libro abierto de recursos: la wiki

Queda oficialmente inaugurada esta wiki personal en la que he empezado a reunir ya algunos recursos. De todo tipo, no sólo educativos. Hace un tiempo mantuve un espacio similar también utilizando MediaWiki, pero en una de las reinstalaciones del servidor donde alojaba ese y otros proyectos, lo perdí. Cosas que pasan.

Wiki personal - Enrique Benimeli

Vuelvo a (intentar) organizar en esta wiki contenidos sobre educación, tecnología en general e informática en particular, fotografía, organización personal, etc. Recursos relacionados con la docencia, y otros de carácter más personal, sobre lecturas, cine y otros temas que me interesan. Pero, ¿por qué en una wiki?

Diariamente compartimos enlaces con recursos a través de las redes sociales como Facebook, marcamos como favorito y hacemos retweet de otros tantos contenidos en Twitter. Algunos textos ni siquiera los hemos leído con detenimiento. Pero hacemos eco de lo que acabamos de recibir. A medida que leemos blogs, ponemos una señal de «interesante» o de «leer después» (algo que no siempre hacemos). Compartir en redes sociales es algo instantáneo. Pocos serán los que recorran sus favoritos en Twitter hasta llegar a los del mes pasado. Probablemente, ni siquiera los de hace una semana. Lo mismo ocurre con el timeline de Facebook o los «read later» de tu herramienta favorita de lectura de blogs. Las redes sociales están para compartir al instante. Lo que ocurrió ayer ya es antiguo.

Logo de MediaWikiPersonalmente, yo necesito un lugar en el que guardar y organizar «mis favoritos» de una forma más permanente, y aunque sé que hay otras soluciones tecnológicas, me quedo con la wiki.

Una wiki es realmente sencilla de mantener. Las actualizaciones de contenidos son instantáneas y fáciles de realizar. Es un sistema muy cómodo para compartir recursos de texto o imagen, modificarlos y controlar los cambios. Es un documento vivo online: en cualquier momento se pueden crear nuevas páginas y nuevos apartados para reorganizar la información.

Es cierto que al principio es necesario aprender el «lenguaje de la wiki», un conjunto de símbolos e instrucciones de estructura y formato, que finalmente dan el aspecto y organización que podéis ver, por ejemplo, en los artículos de la Wikipedia, basado en el mismo CMS (Sistema de Gestión de Contenidos). Sin embargo, una vez conocidos los fundamentos del lenguaje, la edición de contenidos se vuelve extraordinariamente eficiente.

De momento la wiki va tomando forma. Habrá muchas secciones incompletas y posiblemente páginas vacías esperando ser escritas pronto. Otros apartados, sin embargo, van creciendo. Los contenidos se publican bajo una licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0.

Pasen y lean (y compartan).

Enlaces | Wiki personal
Fotografía | «Open Book» de Dave Dugdale en Flickr

Reto fotográfico: #30días30fotos (edición 2012)

El reto fotográfico «30 días, 30 fotos» vuelve por Navidad. Ya el año pasado propuse a mi alumnos de 3º de ESO hacer una maratón de fotos durante un mes. Este año no podía ser menos, y el proyecto viene con algunos temas nuevos. Recordamos la actividad.

El reto

La actividad es individual. Después de los 30 días, cada alumno debe contar con sus propias 30 fotos. Sin embargo, para hacer la actividad más amena y divertida alguno de los días, puede ser buena idea formar grupos de 3 o 4 personas para ir “en busca de la foto”. De esta forma, si alguien no dispone de cámara de fotos, puede tomarla prestada de alguno de sus compañeros.

En la lista aparecen los 30 temas. Y basta con cumplir un par de normas:
(1) Cada día se dedicará a sacar una sola fotografía de un tema. Se podrán sacar varias fotos de distintos temas en el mismo día, pero finalmente habrá que elegir una de ellas, la que mejor haya salido o la que más nos guste.
(2) Es posible intercambiar un máximo de 7 días (cambiar el Día 1 por el Día 28, el 4 por el 7, o cualquier otro par de fotografías).
(3) Hay que hacer al menos 20 fotografías en 20 días diferentes, lo que nos permitiría hacer en algunos días un par de fotografías. El objetivo es hacer fotos durante un mes, pensando bien la idea en cada una de ellas, y así evitar también dejar el trabajo para el último día.
(4) Para sacar las fotos de puede utilizar cualquier tipo de cámara digital. No se aconseja el uso de teléfonos móviles, salvo que la calidad de las fotografías sea lo suficientemente buena.

La lista de temas

«Clásico», «Ciudad», «Frío», «Música», «Matemático», «Blanco y negro», «32», «Sombras» y «Solidario» son algunos de los nuevos temas del reto en esta edición de 2012.

Puedes descargar las bases del reto con la lista completa de ideas para las fotografías. También dispones de un calendario para colgar en algún lugar visible en casa y no olvidar el tema del día.

El reto | «30 días, 30 fotos» (PDF)
Los temas | Calendario de temas para imprimir (PDF)