Diseña tu tarjeta de Navidad con GIMP… ¡en 5 pasos!

Se acerca la Navidad y en varias asignaturas de informática en la ESO andamos metidos de lleno en el mundo de la imagen digital. Se notará en la temática de las últimas entradas de este blog.

Si eres de los que envía felicitaciones navideñas, sea a través del correo postal (no dejes de hacerlo) o bien con una eCard en formato digital (como las ya populares de JibJab), a estas alturas estarás buscando nuevas ideas, sobre todo para no repertirte un año más. No te voy a dar la clave sobre el diseño ni el mensaje, pero si quiero animarte a diseñar tu propia felicitación para estas Navidades.

Propongo a mis alumnos en estas fechas realizar un diseño de una postal electrónica. Para ello he preparado este «manual de urgencia» con el que, en apenas 5 pasos, podemos crear nuestra propia tarjeta navideña para enviar a familiares y amigos.

No hace falta decir cuál será mi tarjeta para estas Navidades…

La actividad

Resumo aquí los pasos, pero podéis ver algunos detalles más en el documento PDF con la actividad.

0. Imagen original

El primer paso para diseñar de una tarjeta navideña es realizar una buena elección de la imagen principal. Hay en Internet una buena cantidad de fotografías con motivos navideños. Sin embargo, recuerda que utilizar la búsqueda avanzada de los servicios de fotos para descargar solamente imágenes cuyo autor permita su uso y modificación, que es exactamente lo que vamos a hacer en esta tarea. Puedes también sacar tu propia fotografía.

1. Recorte

Es muy posible que no queramos utilizar toda la imagen en nuestra tarjeta de Navidad. Convendrá entonces utilizar la herramienta de recorte para quedarnos sólo con la parte de la fotografía que nos interesa.

2. Efecto artístico

La imagen utilizada es una fotografía real. En ocasiones, especialmente en tarjetas de felicitación, puede ser interesante aplicar algún tipo de efecto a la fotografía para que parezca que la tarjeta está pintada a mano, o conseguir la sensación de fotografía antigua. Estas opciones y muchas más están accesibles a través del menú “Filtros” del GIMP, donde aparece un buen número de efectos artísticos y decorativos.

3. Añadir marco

Toda tarjeta o postal navideña suele llevar un marco alrededor de la imagen. Este efecto lo podemos conseguir con uno de los “filtros decorativos” disponibles: “Añadir borde”.

4. Añadir mensaje

En este punto añadimos la parte más importante de nuestra tarjeta navideña: el mensaje. Para ello utilizamos la herramienta de “Añadir texto”

5. Cambiar tamaño de la tarjeta

Tanto si imprimes la postal navideña, la envías a través de Internet o la publicas en tu blog, necesitarás un tamaño concreto de imagen. Para ello utilizamos finalmente la herramienta de “escalar la imagen”.

Resultado final

Actividad | Diseña tu tarjeta navideña con GIMP (PDF)
En Tiching | Diseña tu tarjeta navideña con GIMP

«El intruso», un juego de retoque fotográfico

Os propongo un juego, “El intruso”. El objetivo es sencillo: situar un objeto de una imagen en otra diferente, en un nuevo escenario: un paisaje, una habitación, un grupo de personas, etc. La actividad es similar a «¡Cambio de escenario!», publicada también en este blog. Sin embargo, en este proyecto será necesario aplicar algunas técnicas extra de edición de imágenes para lograr que el objeto «intruso» pase verdaderamente desapercibido.

Para ello será necesario realizar un recorte del objeto lo más preciso posible y aplicar las técnicas de edición y retoque fotográfico estudiados en clase, para lograr “esconderlo” en el nuevo escenario. Una vez situado, el objeto intruso debe se difícil de localizar. Para ello conviene que la nueva imagen de fondo contenga ya varios objetos, para que la confusión sea mucho mayor y que encontrar al intruso sea mucho más difícil.

Las imágenes se pueden obtener de Flickr.com, pero también puedes utilizar fotografías que tú mismo hayas hecho, por ejemplo, del Reto Fotográfico “30 días, 30 fotos”. Si obtienes las fotos de Flickr.com, recuerda utilizar la opción de búsqueda avanzada. Asegúrate de que las imágenes tienen una licencia Creative Commons, y que su autor permite la modificación y adaptación de las mismas.

Documentos | Actividad de «El intruso» (PDF)
En Tiching | «El intruso»
Fotografía | Where’s Wally World Record (where you there?), de William Murphy

Los colores en Informática: los modelos RGB y HSV

Nos regalan estas Navidades una cámara de fotos y nos dicen que tiene 10 megapíxels (Mpx). Los nuevos smartphones cuentan con 8 megapixeles en sus cámaras integradas, así que entendemos que no debe estar mal. Pero, ¿qué son exactamente los megapíxeles? Bien, esta medida define la resolución de imagen de la cámara. Es decir, que si tu cámara es capaz de sacar fotos con una resolución de 3872 x 2592 (píxeles, dimensiones de ancho por alto), multiplica y tendrás el número de píxeles: 3872 x 2592 = 10036224, algo más de 10 millones de píxeles. Es decir: 10 megapíxeles.

Resuelto el misterio, hay otros conceptos que también conviene conocer. Cuando analizamos un archivo de imagen digital aparecen propiedades como “dimensiones” de la imagen (que ya hemos desvelado), “tamaño y extensión del archivo” o “espacio de color”. En general, los primeros dos bastan si nos limitamos a sacar fotos, copiarlas y publicarlas en algún servicio en Internet como Flickr. Sin embargo, aquellos que estáis descubriendo el mundo de la edición digital o el diseño web, necesitaréis dar un paso más y conocer los modelos de color RGB y HSV.

En general, para hablar sobre un color, simplemente hacemos referencia a su tono principal: verde, rojo, negro, azul, etc. Y quizá matizamos incluso sobre su brillo o saturación, diciendo “verde oscuro” o “rojo intenso”. Los ordenadores, sin embargo, procesan la información de forma numérica. Y los colores no son una excepción. Cuando nos adentramos en el mundo de la imagen digital, bien a través de la fotografía o de la edición de imágenes, vamos descubriendo una serie de códigos diseñados para representar espacios de colores.

Por ejemplo, cuando editamos imágenes con GIMP, y accedemos a las opciones de color, aparece una ventana en la que podemos modificar aspectos del color. Podemos observar las letras H,S,V,R,G,B y un número para cada una de ellas. Pero, ¿qué significan?

He recopilado para ello algunos apuntes sobre el tema en un documento de 6 páginas que puede resultar práctico para asignaturas de Informática en la ESO.

Documentos | Los colores en Informática (PDF)
En Tiching | Los colores en Informática: RGB y HSV
Fotografía | Primary Colours de Jim Flewker en Flickr

¡Cambio de escenario!

El curso pasado, sobre estas fechas, compartía los primeros recursos sobre edición de imágenes digitales, concretamente con el editor GIMP. Anteriormente, en «Imagen digital con GIMP: 4 cosas que hay que saber», comentaba el tratamiento digital de imágenes como competencia básica. Este curso he preparado una (breve) Guía sobre Composición de Imágenes con GIMP y la comparto esta semana junto a una actividad para los alumnos.

La guía explica las operaciones sobre una imagen con las herramientas de «tijeras de selección» y «máscara rápida», que permiten realizar un recorte en detalle, por ejemplo para sacar un objeto de un escenario y situarlo en otro distinto, que es precisamente la actividad que propongo en ¡Cambio de escenario!.

En la actividad para los alumnos propongo realizar dos cambios de escenario mediante la composición de imágenes digitales, para la que son necesarias 4 imágenes, 2 de fondo y 2 de objeto.

  • La primera composición debe mostrar un escenario realista, en la que el objeto “intruso” que insertamos en el nuevo fondo debe pasar desapercibido. Por ejemplo: “situar un perro en un jardín”.
  • La segunda composición debe mostrar un escenario surrealista, en la que el objeto “intruso” que insertamos en el nuevo fondo llama la atención porque su presencia resulta extraña. Por ejemplo: “situar un oso polar en un desierto” (que ya puse de ejemplo el curso pasado).

Guía | Composición de Imágenes con GIMP
Actividad | ¡Cambio de escenario!
En Tiching | Guía & Actividad

Aprender y educar compartiendo: Tiching en beta

Compartir es una forma de aprender y educar. Con esta frase nos recibe Tiching en su página de inicio, ya en su versión beta. Se trata de «un sistema web orgánico que ofrece, a la vez, un buscador de contenidos digitales y una red social pensada exclusivamente para la comunidad educativa». Una plataforma de la que ya he hablado en alguna ocasión.

Tu perfil en Tiching

Tiching permite mantener un perfil similar al de cualquier otra red social. En él publicamos alguna información personal para que nos conozcan mejor (qué asignaturas impartimos, enlace a nuestro blog, foto de perfil, etc.) y aparece también el número de contenidos publicados hasta el momento, y al estilo Twitter, el número de seguidores que tenemos y la cantidad de usuarios a los que seguimos en esta plataforma.

Tiching recomienda

Podemos detallar en nuestro perfil de usuario las asignaturas que más nos interesan. Con ello Tiching mejora los resultados de las recomendaciones de materiales educativos que han publicado otros usuarios con un perfil similar al nuestro.

Gracias, el «me gusta» de Tiching

En Tiching podemos agradecer a cualquier usuario el haber compartido sus materiales educativos. Al estilo del botón «me gusta» en otras conocidas redes sociales, con un simple clic, podemos tener un gesto de agradecimiento por los contenidos que hemos encontrado.

Compartiendo contenidos

Tiching puede ser un buen lugar donde organizar nuestros materiales educativos. Cuando añadimos a la plataforma un nuevo recurso educativo, es necesario clasificar con todo nivel de detalle el documento o actividad, indicando la etapa, curso, asignatura e incluso tema de la programación al que pertenece. También podemos incorporar información para el desarrollo de las competencias básicas, tanto en Infantil, como en Primaria, ESO y Bachillerato.

Siguiendo a otros usuarios en Tiching

Al estilo Twitter, podemos seguir a otros usuarios en Tiching para estar al tanto de los contenidos que van publicando. La plataforma ofrece una colección de logos y botones para añadir en las páginas web. Os dejo el enlace a mi perfil.

Tiching | La web de Tiching | El blog de Tiching
En Twitter | @tiching en Twitter
Perfil | Mi perfil y contenidos publicados en Tiching

Descubriendo nuevas fórmulas

El álgebra elemental es la forma más básica del álgebra. A diferencia de la aritmética, en donde sólo se usan los números y sus operaciones aritméticas (como +, −, ×, ÷), en álgebra los números son representados por símbolos (usualmente a, b, c, x, y, z).

A estos símbolos los llamamos variables. En el álgebra elemental, una expresión puede contener números, variables y operaciones aritméticas, y es fundamental saber transformar estas expresiones para aprender a descubrir nuevas fórmulas.

Por ejemplo, para calcular la hipotenusa o alguno de los catetos de un triángulo rectángulo, no necesitamos memorizar cada una de las fórmulas (o no deberíamos), sino que partimos del Teorema de Pitágoras, para obtener las otras tres expresiones. Y utilizaremos cada una de ellas dependiendo de los datos que tengamos.

En un problema de áreas, no siempre se pide calcular el área de la figura para aplicar la fórmula directamente. Por ejemplo, para un triángulo, podrían darnos el valor del área y altura, para poder calcular su base. De estar forma, es posible transformar la fórmula original en una nueva.

Sobre este tema, dejo publicado (bajo licencia Creative Commons) un documento de 4 páginas con ejemplos de transformaciones de algunas fórmulas de geometría de áreas planas.

Documentos | Descubriendo fórmulas (PDF, 4 páginas) | publicado en Issuu
Imagen | Math Wall de João Trindade en Flickr

Robots: «ahí dentro» también hay informática

Con la popularización de los netbooks, tablets y smartphones, también ha ido cambiando el concepto de informática que hasta hace unos años teníamos: el del un equipo con monitor, ratón, teclado y CPU. Todo el mundo reconoce ya estos nuevos dispositivos electrónicos como verdaderos ordenadores. El usuario medio ya conoce, no sólo el terminal (hardware) de teléfono que le acompaña todos los días, sino también el sistema operativo (software) que incorpora. Por poner un ejemplo, Android y iOS son ya palabras que pertenecen a nuestro vocabulario.

Resulta más difícil que el usuario «vea» la informática en otros objetos tecnológicos. Este es el caso de los robots. Se ve en ellos una demostración de avance tecnológico, en términos industriales, pero no siempre se comprende el diseño del componente inteligente del que se les ha dotado. Hacer creer a los estudiantes más jóvenes que «ahí dentro también hay software» no resulta sencillo.

La robótica es la ciencia y la tecnología de los robots. Estudia el diseño, manufactura y aplicaciones de los robots. En ella están presentes diversas disciplinas como la mecánica, la electrónica, la ingeniería de control, pero también la informática, la inteligencia artificial.

De la carrera, tengo especial recuerdo de asignaturas como las dos de Fundamentos y Técnicas de Inteligencia Artificial (IA), Robótica, Tecnología y Control de Robots y Sistema Sensoriales, Visión Artificial, y otras también relacionadas con la IA como Razonamiento Geométrico, Sistemas Conexionistas, aunque podría mencionar cualquier otra sobre algoritmia. Disfruté con ellas.

A mis alumnos les quiero traer un poco de aquello, y para adentrarnos en el mundo de la robótica les propongo una actividad de búsqueda de ejemplos de robots diseñados para servir en distintos sectores de la sociedad, como la medicina, el ámbito militar, la industria, la naturaleza, la música o el uso doméstico.

Para ello hemos analizado algunos vídeos en los que aparecen varios robots en acción. Buscamos características, funciones y aplicaciones en cada uno de ellos.

Robots médicos y cirujanos

BigDog

El pez robot

PETMAN: el robot bípedo

RiSE: el robot escalador

Construcción cooperativa con helicópteros

Robot humanoide

Robot violinista

Documento | Actividad sobre robótica
Enlaces | Actividad en Issuu

Software libre, arquitectos y pasteles

Explicar el concepto de software libre no siempre resulta sencillo. Que me disculpen los informáticos más puristas por las analogías utilizadas para explicar la idea, pero estarán de acuerdo en que, para alumnos de la ESO, es un primer paso para comprender el concepto de software libre y código abierto.

Si buscamos una definición encontramos que “el software libre se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar el software y distribuirlo modificado”.
La idea de ejecutar, copiar y distribuir un programa es fácil de comprender; lo habremos hecho más de una vez, incluso cuando no debíamos (que tire la primera piedra…). Ejecutar un programa es “abrirlo para usarlo”. Copiar un programa es leer el programa original, bit a bit, para obtener una copia digital exacta del producto. Distribuir un programa es poder entregar copias del programa a quien queramos.

Lo que quizá no está tan claro es qué es eso de poder “estudiar y modificar” el software. Para comprender esta idea, antes hay que conocer el proceso de creación de un programa, qué elementos son necesarios. Es en este punto donde hay que hablar del código fuente.

No todo el mundo conoce qué hace exactamente un programador informático. Es el profesional que en una de las fases de desarrollo del software “escribe” el programa. Así que un primer intento para explicar la idea de código fuente puede ser hablar de arquitectos y planos.

Nadie confiaría en la construcción de un edificio si los albañiles empezarán a construir el Día 1 sin haber recibido ninguna instrucción. Sería impensable levantar el edificio sin unos planos creados por un arquitecto, porque en esos diseños y otros documentos vienen registradas indicaciones detalladas sobre el proceso correcto de la obra. De hecho, el mismo arquitecto podría construir el mismo edificio en otro lugar del mundo siguiente los mismos pasos, utilizando los mismos planos.

El proceso de creación de un programa es similar. Son necesarios unos planos, que llamamos código fuente, donde están “anotadas” de forma exacta (mediante algoritmos) cada una de las instrucciones, los cálculos, cada paso del funcionamiento del programa informático.

Volvamos a la definición de software libre. Una de sus características es la libertad de cualquiera de nosotros para “estudiar y modificar” el programa. Para ser más exactos lo que se puede estudiar y modificar no es el programa, sino el código fuente del programa. ¿Qué significa esto? ¿Qué ventajas tiene?

El programa final se obtiene a partir del código fuente, cientos, miles o millones de líneas con instrucciones que detallan “qué hace el programa”. Entonces, ¿podemos cambiar su funcionamiento? Así es. Podemos cambiarlo y mejorarlo. Imaginad que pudiéramos acceder al código fuente de un juego de ordenador y que tuviéramos los conocimientos y el tiempo para modificar el código y diseñar nuestra propia versión del juego. Esto sólo es posible si es software es libre.

Y sin con arquitectos y planos todavía no queda claro el concepto, otra de las analogías utilizadas viene del mundo gastronómico, con pasteles y recetas. Ya puede uno imaginar que en este segundo intento de explicar el software libre, el pastel es el programa y la receta es el código fuente.

Sobre el tema de software libre propongo a algunos alumnos hacer una lista de la compra (de software). ¿Cuánto nos costaría equipar a un ordenador con los programas básicos para poder trabajar a diario? En general, el software libre es gratuito y, por tanto, el coste de tener un equipo con todo tipo de programas es 0 euros. Aunque hay muchos programas gratuitos en Internet (freeware), en general el software que está más generalizado entre los usuarios utiliza un sistema de licencias (de uso del programa) por las que hay que pagar una cantidad, lo que incrementa el coste final del equipo. Un ordenador no sólo vale lo que marca la etiqueta en la tienda; también hay que tener en cuenta lo que nos costará «llenarlo de programas».

Hay que buscar otras opciones. Alternativas libres.

Fotografía | Source code ON PAPER de Tim Lucas | House Plans: Side Left de Anton Raath
Enlaces | Software Libre | Código Fuente
Vídeo | Software Libre (Recetas de Cocina)

Planificación de Unidades Didácticas: calendario 2011/12

Este post bien podría haberse titulado «Organizando el curso escolar 2011/12»,  puesto que la plantilla que comparto puede servir tanto para profesores como estudiantes. Se trata de un único documento que muestra el calendario escolar, con espacio para programar el desarrollo de las clases de una asignatura y con posibilidad de hacer la planificación para varios grupos.

Bien pensado, la plantilla puede servir para organizar cualquier aspecto del curso escolar. Puede ser de utilidad para profesores, para planificar las clases que componen un curso completo, como para alumnos, como diario de seguimiento de la asignatura, en el que apuntar las fechas de exámenes, entregas de trabajos o cualquier otra anotación sobre el desarrollo de sus clases.

El documento es similar en aspecto a los calendarios compactos de los que hablé hace unos días. La diferencia principal es que esta plantilla permite planificar día a día. Algunas de las características son:

  • El calendario cubre el año escolar, de septiembre de 2011 a julio de 2012, estos dos meses completos, ya que en cada centro escolar y dependiendo de la etapa, el inicio del curso es diferente. No muestra los días no lectivos, que dependiendo del centro educativo, ciudad, comunidad autónoma o país, lógicamente son distintos.
  • La planificación se puede hacer día a día, pudiendo indicar el título de la clase o un resumen de los contenidos que se imparten ese día (columna «Sesión»).
  • No aparecen los fines de semana (S,D). Para simplificar la plantilla se han omitido los fines de semana, aunque en algún centro de formación es posible que se impartan clases en fin de semana.
  • Podemos agrupar (visualmente) las sesiones de una misma unidad didáctica, con la columna UD (utilizando la función de «combinar celdas» de la hoja de cálculo).
  • Aparecen cada uno de los días entre semana (en número), con la etiqueta L,M,X,J o V según el día de la semana. La etiqueta facilita la programación; si la asignatura se imparte por ejemplo martes y jueves, basta con recorrer la plantilla e ir marcando los días M y J.
  • Permite organizar la misma asignatura para grupos distintos A,B,C,D: líneas distintas, particiones del grupo en clase, etc.
  • La plantilla dispone de un contador en la parte superior de cada grupo, donde podemos ir viendo el número total de sesiones planificadas al año. Con está función podemos comprobar en todo momento que el número de sesiones programadas es el mismo para todos los grupos. Ya sabemos que cuando hay días festivos de por medio, siempre hay que ajustar la distribución de sesiones para cada grupo.

En definitiva, una sencilla plantilla que puede facilitar la (no sé si bien llamada) «temporalización» de las unidades didácticas en las programaciones de cada una de nuestras asignaturas.

Enlaces | Plantilla en varios formatos: OpenOffice (.odt) | Excel (.xls) | PDF

Calendarios Escolares para el curso 2011/12

Una gestión de nuestra agenda en formato digital sólo tiene ventajas. Añadir, modificar y eliminar citas resulta realmente cómodo, podemos visualizar los eventos en varias vistas (día, semana, año), es posible combinar agendas, podemos recibir notificaciones por correo, por SMS, etc. La mayoría de los sistemas de organización de agenda personal ofrecen este tipo de servicios, como Google Calendar. Sin embargo, hay quien no necesita un sistema de organización tan complejo y les basta con sencilla lista de las semanas que componen el año.

Así que para aquellos que empiezan a organizar la agenda del curso que viene y no necesitan otra cosa que un solo documento en el que escribir, recomiendo esta semana los calendarios compactos, una forma muy visual de organizar las semanas del año, con la posibilidad de hacer anotaciones y todo en un solo archivo, con todas las ventajas que supone una gestión de agenda en soporte digital.

Daniel Aguayo, autor del blog DuTudú sobre organización personal y productividad, comparte el Calendario Escolar Compacto para el curso 2011/12, pero también están disponibles para descarga los Calendarios Compactos con el año natural, en el blog El Canasto, de Jeroen Sangers.

Enlaces | Calendario Escolar Compacto 2011/12 | Calendario Compacto (año natural)