Las TIC para desconectar: 4 propuestas de tecnología al aire libre

De pronto nos encontramos disfrutando de un tiempo para el descanso en forma de vacaciones, un fin de semana o una jornada libre que no esperábamos. No importa cuántos días. La cuestión es que prometemos desconectar. ¿Lo hacemos realmente?

Si desconectar es cambiar de lugar y actividad para dejar atrás la rutina de trabajo, eso lo sabemos hacer muy bien; no cuesta demasiado si tenemos la oportunidad. No resulta sin embargo tan fácil apagar de vez en cuando el móvil, la tablet, la consola de videojuegos o el televisor. A veces tengo la impresión de que todavía hay muchos que en vacaciones están más pegados a su móvil que en días normales. Pero decimos que desconectamos.

Mejor ser honesto y pactar con uno mismo. También podemos usar adecuadamente la tecnología para desconectar y es por eso que propongo 4 usos de las TIC al aire libre. Porque descanso y tecnología no son incompatibles: en el equilibrio está la clave.

De pronto nos encontramos disfrutando de un tiempo para el descanso en forma de vacaciones, de fin de semana o una jornada libre que no esperábamos. No importa cuántos días. La cuestión es que prometemos desconectar. ¿Lo hacemos realmente?

Si desconectar es cambiar de lugar y actividad para dejar atrás la rutina de trabajo, eso lo sabemos hacer muy bien; no cuesta demasiado si tenemos la oportunidad. No resulta sin embargo tan fácil apagar de vez en cuando el móvil, la tablet, la consola de videojuegos o el televisor. A veces tengo la impresión de que todavía hay quien en vacaciones está más pegados a su móvil que en días normales. Pero decimos que desconectamos.

Mejor ser honesto y pactar con uno mismo. También podemos usar adecuadamente la tecnología para desconectar y es por eso que propongo 4 usos de las TIC al aire libre. Porque descanso y tecnología no son incompatibles: en el equilibrio está la clave.

1. Saca tu cámara a pasear

Cámara réflex en la naturaleza

Las cámaras ya se quedan en casa. Ya casi nadie las saca a pasear. Sus dueños se van fuera de vacaciones varias días y prefieren hacer fotografías con sus smartphones, que tienen tropecientos megapíxeles y la resolución de las instantáneas es más que suficiente.

Es cierto que con los nuevos teléfonos móviles podemos capturar imágenes de gran calidad, con la ventaja de poder compartirlas inmediatamente a través de aplicaciones de redes sociales. Además, caben en un bolsillo y no necesitamos llevar una segunda cámara. Efectivamente, parece que las cámaras compactas o réflex están ya en un segundo plano, son la segunda opción, el segundo plato. Pobres…

Que alguien decida dejar en casa una cámara compacta, es algo que puedo llegar a comprender. Los smartphones de última generación los superan con creces en prestaciones. Pero «olvidar» en el armario una réflex de varios cientos de euros, tiene delito. En cualquiera de los dos casos, la próxima vez que salgas de viaje, saca tu cámara a pasear. Y también el manual.

¿Alguna vez has leído las instrucciones de tu cámara de fotos? De hecho, ¿sabes dónde guardaste ese librillo que explica todos las funciones de tu réflex o compacta? Leer el manual de los nuevos gadgets que adquirimos no es algo habitual. Sin embargo es algo que recomiendo hacer, especialmente con las cámaras de fotos. Encontrarás en sus páginas infinidad de opciones de tu cámara que desconocías y te preguntarás cómo has tardado tanto tiempo en abrir ese libro que resuelve tantos misterios de números y abreviaturas.

El periodo de vacaciones es el momento idóneo para experimentar con nuestra cámara y exprimir al máximo sus posibilidades. Haz una lectura de las funciones principales antes de salir de viaje, y una vez llegues a tu destino, llévala a los sitios que vayas a visitar. Es la ocasión perfecta para aprender haciendo.

Y ya en casa… Revisar y organizar nuestros álbumes fotográficos digitales puede ser una actividad entretenida si se hace con calma y sin prisas, disfrutando de las imágenes a medida que recordamos momentos pasados. Seguro que puedes encontrar un hueco en tus días libres para poner un poco de orden, e incluso realizar algunos retoques fotográficos de alguna de tus instantáneas. Además, no estaría de más aprovechar para hacer una selección de fotografías para revelar, algo que se está perdiendo en los últimos años.

2. Lecturas TIC en papel

Lectura con e-book y libro tradicional

Si realmente queremos innovar con el uso de las TIC, es casi una obligación estar al día en materia de tecnología, además de saber localizar y seleccionar aquellos recursos que mejor se adaptan a nuestras necesidades.

Leer blogs de temática TIC es una muy buena opción. La blogosfera de la educación crece constantemente y en ella encontramos infinidad de artículos sobre recursos y metodología para aplicar las tecnologías de la información y la comunicación en el aula.
Para seguir estas lecturas utilizamos generalmente nuestro ordenador o nuestra tablet, siempre con el «riesgo» de encontrar algún enlace interesante (o no tanto) y que podamos empezar a navegar sin rumbo fijo por Internet.

Este artículo trata del uso de la tecnología al aire libre. Y es que también podemos leer «desconectados». De hecho, es recomendable hacerlo de vez en cuando para evitar distracciones. Es obvio que no es necesario estar en Internet para leer sobre tecnología. Hay muchísimos libros sobre TIC y educación y otras tantas revistas sobre informática e Internet que podemos llevar a la playa, a la montaña o al parque.

¿Mis recomendaciones? Una revista interesante era «PC Actual». Y digo “era” porque desafortunadamente dejo de publicarse en papel (como dejó de imprimirse también PC World). De vez en cuando leo «Personal Computer & Internet», «Computer Hoy» o «Gadget». Son publicaciones que resumen bien las últimas novedades en cuestiones de informática e Internet. Y si en tus vacaciones o en tu día libre quieres leer algún libro sobre «Educación y TIC», son varios los que ya he recomendado en este blog. Por ejemplo: «Enseñar a nativos digitales» de Mark Prensky o «50 cosas que hay que saber sobre el mundo digital» de Tom Chatfield, pueden ser una buena elección.

En días de desconexión no hay nada mejor que leer en papel (también en tu lector de e-books). Así que elige tu revista o tu libro y encuentra un buen lugar para disfrutar de tu lectura.

3. En forma con tu smartphone

Correr con un smartphone

Las tiendas de aplicaciones móviles Apple Store, Google Play o Windows Phone, ya tienen en su lista de aplicaciones al menos una sección dedicada a la «salud y bienestar», al «estilo de vida» o a la «forma física»; indicador de que este tipo de programas tienen su público.

Aprovechando que no son pocos los que salen a hacer deporte sin su teléfono móvil, muchas empresas de desarrollo de aplicaciones vieron hace años una gran oportunidad en este perfil de usuario. Existe en la actualidad un extenso catálogo de aplicaciones móviles para monitorizar nuestra actividad física, especialmente para el running (en español, «correr», por si se nos ha olvidado el verbo…).

RunKeeper, Endomondo, Nike+ Running, Sport Tracker o Runtastic con solo parte de la oferta de aplicaciones. Son quizá las más populares entre corredores que quieren registrar y compartir sus rutas y marcas. Hay que reconocer que la combinación de dispositivo móvil, aplicación, GPS e Internet, ha añadido algo nuevo a la práctica del deporte. Ha incorporado un componente que lo hace más social; virtualmente hablando. Hay quienes encuentran la motivación compartiendo su progreso y sus logros en Facebook o Twitter semana a semana.

Salir a correr solo o en grupo, y participar o no en una carrera, sigue siendo una elección personal, aunque también es cierto que Internet algo ha tenido que ver con el éxito de convocatoria de algunos eventos deportivos. Corrí la Maratón de Barcelona el pasado 16 de marzo, y puedo decir que toda la información de la organización del evento se movía principalmente en las redes sociales meses antes, tanto por los organizadores como por parte de los propios miembros de estas comunidades. Siguiendo la etiqueta #MaratóBCN, se podían filtrar en las redes sociales cientos de mensajes de corredores que preparaban esta carrera y que compartían sus entrenamientos, precisamente utilizando este tipo de aplicaciones móviles para registrar recorridos y tiempos.

Si compartiendo tus logros con tus amigos encuentras la motivación, ponte las zapatillas, coloca tu móvil y… ¡sal a correr!

4. Organiza «tu» música: una colección para cada momento

Dos jóvenes escuchan música

La música te puede acompañar en el momento de hacer fotos, correr, pasear o leer. Bien sea para hacerte compañía o simplemente por el placer de escuchar música, es posible que tu catálogo necesite algo de orden.

No importa si organizas tu música en servicios como Spotify, en iTunes o simplemente en una carpeta de archivos en formato MP3. Seguramente esté todo lo que te gusta escuchar. Muy distinto es que aquello esté medianamente organizado. ¿Por género? ¿por título? ¿por cantante? ¿por año? ¿por listas personalizadas? Esta última suele ser la forma habitual de poner un poco de orden a los temas musicales que más nos gustan. Sin embargo, suele haber bastante caos en estas playlists, por no decir que a veces quedan abandonadas, apenas sin actualizar (espero no ser el único).

Organizar “nuestra” música quizá nos lleve un buen rato, pero la recompensa será grata. Cada uno tiene su forma particular de agrupar las canciones, pero un sistema que resulta muy práctico es crear diferentes listas de reproducción según el «estado de ánimo» o el «momento del día». De este modo, disponer de una playlist para cada acción — «Correr», «Pasear», «Leer», «Pensar», «Estudiar», «Dormir» — puede resultar muy útil.

Organiza tus canciones, cárgalos en tu reproductor, ponte tus auriculares, sal de casa y disfruta de la música.

Fotografía «Fotografía» | «Las Rotas» de Enrique Benimeli
Fotografía «Running» | «Stylin’ Young Woman» de Chris Hunkeler
Fotografía «Lectura» | «Paperback Book vs. Amazon Kindle» de Megan Trace
Fotografía «Música» | «Sharing music, Roman style» de Ed Yourdon

Educación y TIC… ¿dónde compartes?

Una parte importante de las visitas, como en otros tantos blogs, procede de las redes sociales. Los lectores comparten enlaces a las publicaciones de este blog en redes como Twitter o Facebook, y los contenidos se difunden a través de esa misma red, a veces de na forma realmente sorprendente. El poder de las redes, que no hay que descuidar.

La mayor parte de las visitas a este blog proviene de búsquedas en Internet. Imaginemos que un usuario quiere encontrar algo en Internet, en principio relacionado con educación y TIC, y «cae» en este blog, donde hay algún artículo publicado que guarda relación con los términos que se han utilizado en la búsqueda. Según Google Analytics, los visitantes que llegan a Esfera TIC, principalmente lo hacen mediante este tipo de búsquedas.

Otra parte importante del tráfico, como en otros tantos blogs, procede de las redes sociales. Los lectores comparten enlaces a las publicaciones de este blog en redes como Twitter o Facebook, y los contenidos se difunden a través de esa misma red, a veces de na forma realmente sorprendente. El poder de las redes, que no hay que descuidar.

Icono de compartirPara mejorar precisamente este aspecto, recientemente he incorporado al blog la opción de poder compartir un determinado artículo en las principales redes sociales en las que además suelo tener cierta actividad. El plugin «Simple Share Buttons» facilita enormemente añadir esta función, mostrando al principio y/o al final de una entrada, un conjunto de iconos de conocidas redes sociales como Facebook, Google Plus, LinkedIn, Pinterest, Tumblr y Twitter, entre otras. El lector puede compartir el contenido del artículo en su perfil en dicha red «a golpe de clic», sin necesidad copiar y pegar el texto del título y el enlace al artículo. Que el usuario tenga que invertir unos segundos más para poder difundir un enlace que le ha interesado, puede ser determinante para que finalmente decida no hacerlo.

Compartir en redes

Esfera TIC apuesta por la presencia en las redes sociales. De momento cuenta con perfiles en Twitter, Facebook y Google Plus, donde voy enlazando los diferentes artículos a medida que aparecen publicados en el blog. Hay lectores que no tienen una cuenta en Twitter, pero si en Facebook. Otros son usuarios de Google Plus, pero no de Twitter. Cada uno es libre de utilizar la red social que más le guste, y en absoluto debemos asumir que todos los usuarios tienen presencia en todas las redes, y menos que suponer que lo hacen activamente.

Sin embargo, las redes sociales son una realidad y se utilizan cada vez más como un canal para acercar la información al usuario de forma instantánea. En la última entrada, compartía precisamente una infografía con datos interesantes sobre 6 de las más conocidas redes sociales.

Redes Sociales

Perfil de Esfera TIC en Twitter

Esfera TIC publica en Twitter como @esferatic

Esfera TIC en Twitter

Página de Esfera TIC en Facebook

Esfera TIC enlaza los artículos del blog en https://www.facebook.com/esferatic

Esfera TIC en Facebook

Página de Esfera TIC en Google Plus

También se publican los contenidos de Esfera TIC en Google Plus.

Esfera TIC en Google Plus

¿Y tú? ¿dónde compartes sobre educación y TIC?

Esfera TIC participa en el VIII Premio Espiral de Edublogs 2014

El próximo 6 de abril finaliza el plazo de inscripción para la VIII edición del Premio Espiral de Edublogs. Esfera TIC no podía faltar a la cita esta vez. Lo inscribo en la categoría de «Blog de Maestros y Profesores».

El próximo 6 de abril finaliza el plazo de inscripción para la VIII edición del Premio Espiral de Edublogs. Desde febrero están publicadas en su web las bases del concurso y las instrucciones para la inscripción. Esfera TIC no podía faltar a la cita esta vez. Lo inscribo en la categoría de «Blog de Maestros y Profesores».

Edublogs 2014El premio pretende «valorar la importancia y repercusión de los blogs en la educación, como herramienta didáctica para el desarrollo de contenidos curriculares y motivación de los alumnos. [..] reconociendo el trabajo de muchos profesores y profesoras en la red [..]. Quiere «servir de escaparate motivador de una corriente educativa dentro de la blogosfera, que ayuda a la generalización del uso de las TIC en el aula» además de «favorecer cauces de opinión y debate sobre la necesidad de avanzar en el uso de los blogs en el entorno educativo». También tiene como objetivo «ofrecer una selección de buenas prácticas [..], aprendiendo de experiencias de éxito»

Bases e inscripción

Presentar un año más este blog es una forma de darle un nuevo impulso después de algunos meses de poca actividad. Nunca es tarde para darle vida a este proyecto que empezó hace casi ya 4 años. Durante este tiempo he publicado más de 200 artículos sobre educación y TIC, y preparando cada uno de ellos no he hecho otra cosa que aprender.

¿Presentas también tu blog al concurso?

Web | Espiral Edublogs 2014

Un poco de historia: la «Ley General de Educación de 1970» en menos de 5 minutos

La Ley General de Educación de 1970 — «Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación y Financiamiento de la Reforma Educativa», y con la que muchos españoles estudiamos — se presenta en este breve reportaje como un sistema educativo novedoso, más justo, más eficaz y acorde a las necesidades de los españoles en aquel periodo. «Se hacía necesaria una transformación educativa».

Un documento para la nostalgia. Han pasado 44 años y también 21 Ministros de Educación, desde José Luis Villar Palasí hasta José Ignacio Wert, que actualmente ocupa el cargo.

Leyes EducativasLa Ley General de Educación de 1970 «Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación y Financiamiento de la Reforma Educativa», y con la que muchos españoles estudiamos — se presenta en este breve reportaje como un sistema educativo novedoso, más justo, más eficaz y acorde a las necesidades de los españoles en aquel periodo. «Se hacía necesaria una transformación educativa».

En palabras del locutor, la entonces nueva ley de educación, se presenta como una profunda reforma del sistema de enseñanza. La etapa preescolar, la Educación General Básica (EGB) desde los 6 años y durante 8 cursos. A los 14 años, dos caminos a elegir: la Formación Profesional y el Bachillerato. La aparición del COU (Curso de Orientación Universitaria) y en la etapa universitaria: carreras cortas, licenciaturas y doctorado.

El documento gráfico (e histórico) hace un repaso a las novedades que introducía la Ley Educativa de 1970. Pero a esta ley todavía le seguirían la LODE (1985, y que no afectaba a la estructura del sistema educativo), la LOGSE (1990), la LOCE (2002), la LOE (2006) y la LOMCE (2013). Y quién sabe si alguna más en breve.

Por aquel entonces no había ni TIC ni TAC, pero claro, eran otros tiempos. Lo que es cierto es que nunca habríamos imaginado lo que estaba por venir.

Vídeo | Ley General de Educación de 1970
Fotografía | Cuaderno «Rubio» de Ronsel en Flickr

Esfera TIC en los Premios Bitácoras 2013

El pasado 25 de septiembre se abrió el plazo para nominar a tus blogs favoritos en los Premios Bitácoras.com 2013, en su novena edición. El concurso permite que los usuarios nominen 5 blogs favoritos en cada categoría. Esfera TIC vuelve a presentarse este año. Este tipo de eventos no deja de ser una motivación más … Continuar leyendo «Esfera TIC en los Premios Bitácoras 2013»

El pasado 25 de septiembre se abrió el plazo para nominar a tus blogs favoritos en los Premios Bitácoras.com 2013, en su novena edición. El concurso permite que los usuarios nominen 5 blogs favoritos en cada categoría.

Esfera TIC vuelve a presentarse este año. Este tipo de eventos no deja de ser una motivación más para seguir escribiendo y compartiendo en Internet. En el caso de este blog, recursos sobre educación y TIC.  Si te gusta lo que lees aquí semanalmente, puedes nominar ya este blog en la categoría «Educación» hasta el 15 de noviembre.

Categorías de blogs - Premios Bitácoras.com 2013

En el blog de los Premios Bitacoras.com 2013 puedes seguir el estado de las clasificaciones en cada categoría.

Enlaces | Vota por «Esfera TIC» en la categoría «Educación»

Cortometraje «PIPAS»

Comparto esta semana el cortometraje «PIPAS» que participa en Jameson Notodofilmfest, festival de cine que desde 2001 apoya y sirve de escaparate a jóvenes creadores audiovisuales a través de Internet.

Comparto esta semana el cortometraje «PIPAS» que participa en Jameson Notodofilmfest, festival de cine que desde 2001 apoya y sirve de escaparate a jóvenes creadores audiovisuales a través de Internet.

«¿Existe mayor complicidad entre dos amigas que una bolsa de pipas?». Así presenta la directora y guionista Manuela Moreno (@manuelamorenoo), este divertido cortometraje (3:29) rodado en Madrid y protagonizado por Marta Martín y Saida Benzal.

El corto puede ser un buen punto de partida para alguna tutoría de orientación en la etapa de la ESO. En poco más de tres minutos se presenta una escena que puede suscitar muchos comentarios y preguntas entre los alumnos. Os dejo con él.

Cortometraje | «PIPAS» en Jameson Notodofilmfest
Manuela Moreno | www.manuelamoreno.com | Twitter | Vimeo
Vía | «Entrando en pista» de Fernando Justicia (@fjustici)

«50 cosas que hay que saber sobre el mundo digital», de Tom Chatfield

Empiezo el año recomendando un libro que precisamente consigue acercar de una forma muy amena una serie de conceptos sobre tecnología digital. Como su título indica, se trata de «50 cosas que hay que saber sobre el mundo digital». Desde cuestiones fundamentales como la historia y funcionamiento de Internet, la World Wide Web (WWW) o el e-mail, hasta temas de actualidad sobre tecnología digital: los mundos virtuales, la neutralidad de la red o la web semántica. El texto analiza el presente y futuro del mundo digital, de sus aplicaciones y tendencias.

Redes sociales, web 2.0, streaming, privacidad en la red, crowdsourcing, la nube, smartphones, realidad aumentada, Internet de las cosas, … Nuestro día a día se llena de nuevos términos y conceptos, muchos de ellos en inglés, que nos vemos obligados a ir aprendiendo para seguir avanzando en nuestro trabajo. En el ámbito de la educación, muchas de las soluciones innovadoras pasan necesariamente por las tecnologías de la información y la comunicación, así que no queda otro remedio que subirse al tren de las TIC si queremos hacer las cosas de un modo diferente en este mundo cada día más digital.

El libro

Empiezo el año recomendando un libro que precisamente consigue acercar de una forma muy amena una serie de conceptos sobre tecnología digital. Como su título indica, se trata de «50 cosas que hay que saber sobre el mundo digital». Desde cuestiones fundamentales como la historia y funcionamiento de Internet, la World Wide Web (WWW) o el e-mail, hasta temas de actualidad sobre tecnología digital: los mundos virtuales, la neutralidad de la red o la web semántica. El texto analiza el presente y futuro del mundo digital, de sus aplicaciones y tendencias.

FICHA DEL LIBRO

Título: 50 cosas que hay que saber sobre el mundo digital

Autores: Tom Chatfield

Editorial: Ariel

Colección: Ariel 50 cosas

Fecha de publicación: 02/04/2012

ISBN: EAN13: 9788434400559

Número de páginas: 250

Encuadernación: Rústica con solapas (14,50 x 23,00 cm)

PVP: con IVA aprox. 19,50 €

Mi valoración (1-5): 4

Comprar en: Casa del Libro | FNAC | Amazon.es

Resumen del libro

En la ficha del libro de la web de la editorial encontramos una sinopsis e información sobre el autor.

«Hemos entrado de lleno en la revolución digital y aún así, la mayoría seguimos perdidos entre neologismos inteligibles, aplicaciones incomprensibles y tecnología efímera. Entender qué está sucediendo y hacia dónde evoluciona la cultura y la comunicación es de imperiosa necesidad. Este libro te introduce en los principales conceptos e ideas que vertebran el mundo digital. Desde los más fundamentales y conocidos como la World Wide Web o el email, hasta los que condicionarán la economía y la ciencia del futuro, como el Crowdsourcing, e-comercio, la informática en la nube o los smartphones. Sin embargo, en el estudio del mundo digital, cabe tener en cuenta otros aspectos. El crecimiento, la mejora y la libertad no son valores que debemos dar por seguros. Internet es también terreno abonado para lo mejor y lo peor del ser humano: los tramposos y los generosos, los artistas y los burletas, los emprendedores y los depredadores. Todo ello no hace más que reforzar la necesidad de comprender su historia, sus estructuras, su potencial y sus posibilidades futuras. Marketing online, analítica web, comercio digital, eGobiernos, web semántica? Saber qué significa cada uno de estos términos es imprescindible para tener una noción mínima de los cambios sociales, económicos y culturales que se ciernen sobre nosotros.»

Biografía del autor

«Tom Chatfield es un experto en mundo digital. Tiene un doctorado por la universidad de Oxford y ha trabajado para empresas como Google y la BBC. Es editor de la revista Prospect Magazine, y colabora habitualmente en medios de gran prestigio como el Observer, Independent y Sunday Times. Se doctoró por el St. John’s College de Oxford y es autor de otros tres libros sobre tecnología y medios digitales, entre los que destaca Fun, Inc, un ensayo sobre la cultura de los videojuegos.»

Ficha del libro | «50 cosas…» en Enlaces Editoriales
Web del autor | Tom Chatfield
El autor en Twitter | @TomChatfield

En 2013… ¡atrévete a soñar!

Llega 2013 y todo el mundo coge papel y lápiz (o dedo y móvil) para confeccionar su particular lista de propósitos (suponemos que todos buenos…). Si todavía no has preparado la tuya, siempre puedes tirar de Internet. En estos últimos días muchísimos blogs nos han invadido con infinitas listas de ideas para el 2013, llenas de consejos sobre cómo afrontar los retos del nuevo año. Hay muchos puntos que podemos aprovechar, pero quizá convendría sentarse, reflexionar y elaborar nuestra lista personal de proyectos para el nuevo año.

Con la llegada del nuevo año son muchos los que preparamos papel y lápiz (o dedos y teclado) para confeccionar nuestra particular lista de propósitos (suponemos que todos buenos…). Si todavía no has preparado la tuya, siempre puedes tirar de Internet. En estos últimos días muchísimos blogs nos han invadido con infinitas listas de ideas para el 2013, llenas de consejos sobre cómo afrontar los retos del nuevo año. Hay muchos puntos que podemos aprovechar, pero quizá convendría sentarse, reflexionar y elaborar nuestra lista personal de proyectos para el nuevo año.

Probablemente hay algunas cosas que nos gustaría hacer de otro modo, y nunca encontramos el momento adecuado para hacer el cambio; otras que simplemente estamos deseando dejar de hacer y no encontramos la energía. Pero desde luego, hay muchas ideas que año tras año se quedan precisamente en eso, en ideas, en propósitos, en proyectos sobre papel, …. Y seguramente tenemos el tiempo y tenemos la energía para llevarlos a cabo; sólo nos falta un poco de valor. El cambio de año puede ser la excusa perfecta para darnos el empujón final y cumplir nuestros sueños.

Por una vez, en este 2013… ¡átrevete a soñar!

¡Nos leemos en 2013!

Fotografía «Nubes» | Bowl of clouds de Kevin Dooley
Fotografía «Luces» | Raúl Martín

Esfera TIC en 2012: resumen del año

Termina diciembre y es momento de hacer balance del 2012, que ha dado para unas cuentas entradas en Esfera TIC. No quería terminar el año sin compartir el resumen de lo más visitado durante el 2012 que dejamos atrás hoy 31 de diciembre.

Termina diciembre y es momento de hacer balance de este año 2012, que ha dado para unas cuentas entradas en Esfera TIC. Con motivo de los 2 años del blog y también de la publicación de la entrada número 200, ya tuve oportunidad de compartir las entradas más visitadas, además de la lista de mis publicaciones favoritas, aquellas con las que he disfrutado especialmente en el momento de escribirlas. De eso se trata al fin y al cabo. Pero como ya hace un tiempo de aquello, no quería terminar el año sin compartir el resumen de lo más visitado durante el 2012, que dejamos atrás hoy 31 de diciembre.

También ha habido novedades en cuanto a diseño del blog y presencia en redes sociales. A principios de septiembre Esfera TIC estrenaba diseño para el curso 2012/2013, un nuevo aspecto para el blog, con un menú de temas en la zona superior, y que ha permitido ir organizando mejor los contenidos por categorías. También tenemos ya una serie de diseños y logotipos, que se están utilizando ya en varias de las redes sociales donde Esfera TIC cuenta ya con página oficial: Twitter, Facebook y Google Plus. Durante este 2013 puedes seguir allí todas las novedades del blog. También a través del feed RSS o bien por correo electrónico.

El pasado noviembre Esfera TIC se inscribió en la VII Edición de los Premios 20Blogs, en la categoría de «Ciencia, Tecnología e Internet». Aprovechando el resumen que comparto a continuación de lo más leído, quizá quieras echar un vistazo más a fondo al blog y si te gusta lo que lees… ¡vota por Esfera TIC!

De todo lo que se ha publicado durante este año 2012, esta es la lista de entradas más visitadas:

1. 20 preguntas sobre redes sociales y seguridad en Internet
2. Bases de Datos (II). Esquema con el Modelo Entidad-Relación
3. 10 recursos TIC sobre el Titanic
4. La Ley de los Grandes Números y los 1000 lanzamientos de un dado
5. Bases de Datos (I). Fases de diseño
6. Coloreando el pasado… con GIMP
7. Colección: El mundo es matemático
8. Arte y matemáticas: números escondidos en el Partenón, la Mona Lisa y la manzana de Apple
9. Sucesos y la Regla de Laplace: ejercicios sobre probabilidad
10. Novedades en GIMP y 10 recursos para practicar con imágenes digitales
11. Geometría y hoja de cálculo: del lenguaje matemático al informático
12. Planificación de Unidades Didácticas: calendario 2012/13
13. Trocitos de código (II). Recursividad y la función factorial
14. Combinatoria (I). Combinaciones, variaciones y permutaciones
15. Piedra, papel, tijera, lagarto, Spock. Una cuestión de combinatoria

Comparto también la lista de artículos más visitados desde la creación del blog, algo más de dos años y medio.

1. 20 preguntas sobre redes sociales y seguridad en Internet
2. Bases de Datos (II). Esquema con el Modelo Entidad-Relación
3. Reto fotográfico: 30 días, 30 fotos
4. 12 cosas que puedes hacer con un iPad en el trabajo
5. 10 recursos TIC sobre el Titanic
6. Desafíos Matemáticos #3: Los Arqueros
7. 1 asignatura, 1 recurso
8. Chuleta de fórmulas: área y perímetro de figuras planas
9. La agenda digital
10. Planificación de Unidades Didácticas: calendario 2011/12
11. La Ley de los Grandes Números y los 1000 lanzamientos de un dado
12. Diseña tu tarjeta de Navidad con GIMP… ¡en 5 pasos!
13. Matemáticas en el cine
14. Bases de Datos (I). Fases de diseño
15. Fotografía y matemáticas: los misteriosos números f

Y si no nos leemos… ¡Feliz 2013!

Tecnología móvil para el estudio: 5 funciones de tu smartphone que no estás utilizando

Hay quien no consigue imaginar un uso del teléfono móvil más allá de realizar llamadas, compartir en redes sociales o intercambiar mensajes en Whatsapp. Pero no es cuestión de imaginación. En Internet, tenemos a nuestro alcance una infinidad de aplicaciones móviles dispuestas a echar una mano también en otros ámbitos de nuestra vidas, y a hacer de la organización personal y el estudio una tarea una poco más fácil cada día. Lectura no apta para TIC-escépticos.

Reta a un estudiante a vivir sin su teléfono móvil durante dos o tres días. Mejor en fin de semana. Hazlo a cambio de lo que tú quieras. Lo pensará al menos durante un instante, pero no aceptará el desafío. “Érase un móvil a un joven pegado” podría haber sido también un buen título para este artículo. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son parte imprescindible en su mundo, ya casi medio digital, y el móvil, una extensión de su mano.

¿El teléfono móvil como herramienta para el estudio?, se preguntarán algunos TIC-escépticos. Efectivamente, también es posible hacer de la tecnología móvil una herramienta de productividad en los ratos de estudio.

Dicen que nuestros alumnos son nativos digitales (otra etiqueta más para añadir a la larga lista). Sí es cierto que han nacido con la tecnología y han crecido con Internet, y les resulta muy difícil imaginar su rutina diaria sin ellas. Adoran sus teléfonos inteligentes, los llamados smartphones, verdaderos ordenadores en miniatura que están deseando renovar en cada celebración de cumpleaños. Los miman a diario actualizando sus aplicaciones e instalando el nuevo software que va apareciendo. Cierto es que prefieren leer el timeline de Twitter a consultar los artículos de la Wikipedia, pero consumen información constantemente. Viven conectados; socializan en la Red. Este es el perfil del joven nativo digital.

Sus padres, inmigrantes digitales (también a ellos les colocamos una etiqueta), tienen sin embargo otra versión de los hechos. No entienden qué hacen sus hijos mirando de reojo a cada instante la dichosa “pantallita” del móvil. “Se envían mensajitos todo el rato”, dicen. Para ellos el móvil es un elemento de distracción. Y no cabe duda que, mal utilizado, no ayuda precisamente a centrar toda la atención en los libros. No les falta razón.

Es habitual encontrar cierto escepticismo o desconocimiento –en ocasiones ambos- por parte de las familias; no solo sobre el uso de los teléfonos móviles para otros usos, sino sobre cualquier otro tipo de gadgets: reproductores de MP3, consolas de videojuegos, etc. Desde luego, pocos tienen confianza en la tecnología como “compañero” de estudio, en general porque desconocen el potencial de un teléfono móvil para llevar a cabo otras tantas tareas, más allá de realizar llamadas o enviar mensajes. Por otro lado, la sensación que tengo es que los mismos jóvenes que no se despegan ni un segundo de sus “teléfonos inteligentes”, tampoco los exprimen al máximo, y no veo que se planteen utilizar nuevas utilidades en su móvil que podrían ayudarles a organizarse mejor. Y, técnicamente, saben perfectamente cómo aprender a hacerlo.

Nos quejamos una y otra vez de que nuestros hijos, nuestros alumnos, no se organizan, que no recuerdan lo que tiene que hacer, que no se anotan las cosas, que no consultan los diccionarios, que no planifican bien los momentos de estudio, que no desarrollan buenos hábitos de trabajo, que no escriben, etc. Muchas veces no lo hacen sencillamente porque no lo tienen a mano. Son una generación que prefiere utilizar herramientas digitales al papel, por su facilidad y por su accesibilidad. La tecnología digital les ofrece una inmediatez en el acceso a las cosas, algo que no siempre encuentran en el mundo analógico, y el teléfono móvil se presenta como una completísima herramienta para la organización personal. ¿Acaso no llevan siempre el móvil en sus bolsillos? Aprovechemos esta oportunidad que nos brinda la tecnología. Si no puedes con el enemigo (que no lo es), únete a él.

Empecemos por quitarle al teléfono móvil la etiqueta de “elemento de distracción” y descubramos la infinidad de aplicaciones diseñadas para ayudar al estudio y la organización personal. Dejemos de lado posibles escepticismos e intentemos investigar como sacarle punta a esta fantástica herramienta digital. Hay cientos de formas de hacerlo.

Y es que hay vida más allá de Facebook y de Whatsapp. Debes saber que tu smartphone también puede ser…

1. «…tu agenda escolar»

El móvil puede ser una perfecta agenda escolar, elemento fundamental en la organización diaria del alumno, y que siempre conviene tener a mano para consulta. Y muchos nos preguntamos, ¿qué puede estar más a mano para el joven estudiante que su móvil? ¿la «tradicional» agenda escolar de papel? No lo creo. Efectivamente, el móvil puede ser también el perfecto aliado para no pasar por alto ninguna fecha importante del calendario, con la opción incluso de sincronizar toda la información (horarios, exámenes, entregas de trabajos, etc.) con el ordenador y otros dispositivos. Prácticamente todos los teléfono móviles incluyen alguna aplicación de tipo calendario, muchas de ellas con la función de sincronizar todos los eventos a través de Internet.

Con la popularización de métodos y técnicas de organización personal como GTD, también han ido apareciendo en el mercado decenas de aplicaciones móviles para gestionar las tareas diarias; las famosas «ToDo lists», las «listas de cosas que hacer». Quizá no podamos pretender que alumnos de secundaria o bachillerato adopten un sistema de organización tan completo (que no complejo) como GTD, pero si podemos intentar que utilicen alguna de las aplicaciones disponibles en varias plataformas móviles, con el fin de mantener al menos una sencilla «lista de tareas». A veces el propio diseño y funciones de este tipo de programas, puede motivar la realización de las tareas. ¿Acaso hay gesto más gratificante que ir tachando las tareas que vamos realizando a lo largo del día y vaciar la lista al final de la jornada? Herramientas gratuitas como Remember The Milk o Wunderlist pueden ser una fantástica elección.

De momento, la idea de poder anotar en nuestro calendario y gestor de tareas digital, seguramente quedará limitada al entorno fuera del aula, salvo que en los centros educativos cambien mucho las normas al respecto.

2.«…tu compañero en muchas asignaturas»

La oferta de software educativo para dispositivos móviles es inmensa. Podemos encontrar traductores y diccionarios que pueden resultar de gran ayuda en las materias lingüísticas. También disponemos de una amplia variedad de aplicaciones de cálculo y de búsquedas de respuestas para las materias de ciencias. Basta con pasearse por las secciones de educación que prácticamente todos los móviles incluyen en sus tiendas virtuales de aplicaciones.

Apuntes, ejercicios y otros materiales de clase se publican ya en formato digital. Y poder consultar puntualmente algún documento almacenado en “la nube” es algo que también podemos hacer desde nuestro teléfono móvil. Siguen apareciendo nuevos servicios en Internet ofreciendo alojamiento para nuestros archivos, y las aplicaciones para sincronizarlos en nuestros dispositivos electrónicos, mejoran en cada nueva versión. Aplicaciones como Dropbox o Google Drive ofrecen este servicio de almacenamiento.

Y en general, cualquier recurso didáctico disponible en la Red está disponible desde el móvil. El navegador es la ventana a la mayor biblioteca que existe: la Web, donde muchos de los contenidos, incluidos cursos en aulas virtuales, están adaptando ya sus formatos a los nuevos dispositivos móviles para asegurar una consulta mucho más cómoda y rápida.

Con el móvil podemos buscar información, estar al tanto de la actualidad, también escuchar las noticias mediante aplicaciones que ofrecen las emisoras de radio o a través de los podcasts. Tenemos la posibilidad de suscribirnos también mediante aplicaciones (Feedly, Google Reader) a una infinidad de blogs de aula en los que profesores y alumnos publican semanalmente todo tipo de recursos de distintas asignaturas.
Ese pequeño teléfono inteligente que tienes en tu mano puede ser tu libro electrónico. Quizá no tenga el mejor tamaño, ni cuente con todas las prestaciones de una tablet o la comodidad de lectura de un eBook, pero sí es un buen comienzo para descubrir nuevos recursos en la Red.

3. «…tu tablón virtual de ideas»

No siempre tenemos un post-it a mano para anotar aquello que queremos recordar o paa registrar esa genial idea que acaba de pasar por nuestra cabeza. Cada sistema operativo móvil incorpora su propia aplicación para tomar notas, normalmente de diseño y funcionalidad muy sencillos, pero que pueden cumplir perfectamente el propósito de crear notas.

Sin embargo, merece la pena explorar otras alternativas, algo más sofisticadas, sobre todo si el número de anotaciones que hacemos a diario crece y crece, y queremos que nuestro móvil sea nuestro archivador para todo. Tal y como sucede en nuestro mundo no digital, a veces será necesario dar un paso más y clasificar las notas en libretas, asignarles etiquetas según el tema, adjuntar una imagen o un enlace de Internet. Y la aplicación que no puedo dejar de recomendar y que cubre todas y cada una de estas necesidades, no es otra que Evernote.

Tu móvil puede ser también tu tablón virtual para los momentos de lluvia de ideas. Aplicaciones como Skitch ofrecen la interfaz necesaria para crear anotaciones con formas y dibujos, para registrar y compartir las ideas de forma más rápida. Otras como Idea Sketch o SimpleMind, están diseñadas para crear mapas conceptuales. Y, ¿qué hay de la cámara integrada en tu teléfono? Utilizarla para compartir nuestras obras de arte fotográficas en Instagram puede estar bien, pero hacer fotos o grabar un vídeo, pueden ser perfectamente otra forma muy válida –y efectiva- de capturar ideas, como lo es utilizar una sencilla aplicación con la función de grabadora de voz.

4. «…tu planificador del estudio»

Cuando planificamos una tarde de estudio, debemos tomar decisiones sobre el tiempo que vamos a dedicar a cada asignatura, a cada tema o apartado del libro. Un método muy efectivo para la gestión de nuestro tiempo, es conocido como timeboxing. Se trata de establecer bloques (cajas) de tiempo limitado (horas o minutos, dependiendo de la tarea) para dedicar a distintas actividades. Por un lado conseguimos establecer un tiempo máximo para la realización de una tarea, poniendo todo nuestro esfuerzo y concentración en ella. También garantizamos que realizamos pausas entre tareas, evitando estar sentado toda una tarde frente a los libros (algo que no sé si ocurre con demasiada frecuencia…).

La técnica Pomodoro puede ser perfecta para este propósito y existen decenas de aplicaciones móviles que implementan este particular reloj que divide el trabajo en bloques de 25 minutos. Otras aplicaciones, algo más sofisticadas, permiten personalizar los espacios de tiempo y establecer los minutos para cada una de las tareas. Este es el caso de 30/30. Con un diseño muy atractivo, podemos incrementar o reducir el tiempo asignado a cada tarea en cualquier momento, así como cambiar el orden de las tareas y ver en todo momento a qué hora finalizará la jornada de estudio y trabajo.

¿Trabajas mejor con música? Aunque es una elección bastante personal, sí es cierto que para determinadas tareas (diseño, plástica, lectura, etc.), algo de música puede ayudar a aumentar la concentración. No olvides que para estos momentos de trabajo, tu teléfono es un completo centro multimedia.

5. «…tu registro diario»

Sabemos que la calidad del tiempo de estudio depende en gran medida de la organización y hábitos adquiridos también en otros ámbitos, no solo de las técnicas y buenas prácticas que alguna vez nos enseñaron a aplicar en cada una de las asignaturas. Nadie duda que el modo en que se organiza el resto de actividades extraescolares a lo largo de la semana, el tiempo que pasamos frente al televisor o navegando sin rumbo fijo en Internet, pueden influir negativamente en los momentos de estudio. Pero, ¿cómo realizar un seguimiento de estas actividades? ¿cómo medir el progreso cuando intentamos adquirir un determinado hábito? Bien, hay muchos servicios en Internet que permiten “jugar” con esta idea. Y las aplicaciones móviles nos lo ponen en bandeja: ¿por qué no conocer con todo nivel de detalle en qué invertimos nuestro tiempo? Estas aplicaciones facilitan el trabajo de ir anotando lo que vamos haciendo en cualquier momento y lugar. De nuevo, Internet es la clave.

Entre los muchos servicios de Internet que se pusieron de moda hace ya un tiempo, no hay que pasar por alto aquellos que nos permiten hacer “check-in” en un lugar, una actividad o incluso un concepto. Prácticamente todos ellos cuentan ya con su propia aplicación móvil, con la que podemos anotar el lugar en el que acabamos de estar (Foursquare), la última película que hemos visto (IMDb, Miso), la canción que estamos escuchando (Spotify), el progreso de lectura de un libro (Goodreads), lo que hemos comido, caminado o dormido (FitBit), los detalles sobre cualquier actividad física que hayamos realizado (RunKeeper, Endomondo) o incluso… aquello en lo que estamos pensando (opción que incorpora GetGlue).

Así, muchas de estas aplicaciones móviles han ido integrando también el concepto de “gamificación”, que no es otra cosa que el uso del juego para hacer más atractivo y lúdico el pesado trabajo de llevar un registro diario de nuestra actividad diaria. Como si se tratara de cualquier otro juego de ordenador, estas aplicaciones suelen establecer algún tipo ranking que permite comparar nuestra actividad con la de otros usuarios del servicio, a medida que se van alcanzando determinados objetivos por los que se obtienen puntos o medallas. De eso se trata precisamente: el hábito como un juego. El seguimiento bien podríamos hacerlo sobre papel, pero quizá no sería tan divertido (al menos para un nativo digital). De todas las aplicaciones, probablemente Lift es la que está diseñada expresamente para realizar el seguimiento de nuestra propia lista de hábitos. Destaca por su interfaz minimalista y funciones simples.

Es posible que muchas de las ideas presentadas en estos cinco puntos no terminen de convencer lo suficiente, y haya quien no consiga imaginar un uso del teléfono móvil que no sea el de realizar llamadas, compartir en redes sociales o intercambiar mensajes en Whatsapp. Pero no es cuestión de imaginación. En Internet, tenemos a nuestro alcance una infinidad de aplicaciones móviles dispuestas a echar una mano también en otros ámbitos de nuestra vidas, y a hacer de la organización personal y el estudio una tarea una poco más fácil cada día.

Como ya avisé al comienzo de este artículo, la lectura no era apta para TIC-escépticos.