Contenidos libres: las licencias Creative Commons

A principio de curso hablaba de «Software libre, arquitectos y pasteles«, sobre las ventajas de publicar el código fuente del software para que cualquier usuario pueda estudiarlo y modificarlo. La misma idea se aplica también a cualquier otro tipo de contenidos, en diversos formatos como texto, imagen, sonido o vídeo. Para ello existen las licencias libres como Creative Commons.

Accedemos a Internet a diario en busca de información. Nos gusta encontrar allí todo lo que necesitamos para mantenernos informados, para terminar nuestros trabajos o sencillamente por el placer de darnos una vuelta por la Red. No se nos da nada mal consumir información de Internet; lo hacemos con bastante soltura. También nos gusta encontrar contenidos de calidad y accesibles; sabemos diferenciar si algo nos resulta útil o no.

Sin embargo, pocas veces prestamos atención a las limitaciones que pueda imponer el autor sobre el uso de sus contenidos. En general, «protestamos» durante un instante para, a continuación, seguir con nuestro plan de reutilizar el texto o la imagen en nuestro trabajo.
Que algo esté en Internet no quiere decir necesariamente que se pueda utilizar (de cualquier manera). Es más que probable que el contenido que acabamos de encontrar no se pueda reproducir en otro sitio de Internet: un blog, una revista o la web de un colegio, etc. Cuestiones del copyright.

Menos habitual es encontrar en Internet páginas donde el autor permite expresamente el uso (con ciertas condiciones) de su material. Los contenidos, que pueden aparecer en distintos formatos (texto, imagen, sonido, vídeo, etc.), suelen publicarse bajo licencias libres, como lo son las Creative Commons. El siguiente vídeo explica las ideas principales de este tipo de licencias.

Este blog y las actividades que comparto se publican bajo una licencia Creative Commons BY-NC-SA 3.0. Significa que el usuario tiene la libertad de copiar, modificar y distribuir los contenidos que en él aparecen, con las condiciones de reconocimiento del autor (BY), de uso no comercial (NC) y de compartir bajo la misma licencia (SA).

Especialmente en el ámbito educativo se echa de menos encontrar publicados muchos más recursos y actividades con licencias libres. Sabemos que muy raras veces una actividad que alguien comparte en Internet se adapta a nuestras necesidades en el aula; siempre hay algún aspecto que conviene cambiar. Comentaba hace un tiempo, la dificultad para encontrar por ejemplo contenidos gráficos sobre temática educativa (fotografías, iconos, logos, etc.) para utilizar y adaptar en otros materiales.

Las licencias libres son el mecanismo perfecto para facilitar que alguien pueda descargar un contenido, lo mejore o haga una versión, y lo vuelva a compartir en la Red. Un proyecto en constante cambio y crecimiento es la conocida enciclopedia libre Wikipedia, que el año pasado cumplía 10 años. Los contenidos aportados por los usuarios se publican precisamente bajo una licencia Creative Commons (se puede consultar en cada pie de página de cualquier artículo).

Existen varios tipos de licencias Creative Commons, dependiendo de la combinación de las distintas condiciones de uso que se pueden imponer a la obra. He reunido en un documento estas ideas sobre contenidos libres, contenidos abiertos, Copyleft y licencias Creative Commons.

Documentos | Contenidos libres (PDF, 2 páginas)
Imagen | Creative Commons de Kalexanderson

Compartiendo mis apuntes en la Red: Creative Commons

Los contenidos del blog que estás leyendo ahora mismo se publican bajo una licencia libre, concretamente Creative Commons BY-NC-SA 3.0. Esto quiere decir que cualquiera es libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente esta obra, con una serie de condiciones:

  • Reconocimiento (BY): «El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas siempre y cuando reconozca y cite la obra de la forma especificada por el autor o el licenciante». Debes reconocer al autor de este blog.
  • No comercial (NC): «El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas para fines no comerciales». No puedes hacer dinero con los contenidos de este blog.
  • Compartir bajo la misma licencia (SA): «El beneficiario de la licencia tiene el derecho de distribuir obras derivadas bajo una licencia idéntica a la licencia que regula la obra original». Si compartes los contenidos, debes hacerlo de la misma forma que yo lo hice. Es lo justo.

Los artículos de este blog y otros documentos que voy elaborando puedes encontrarlos circulando libremente por Internet. Probablemente no todo el mundo entienda esta forma de actuar; sé que hay muchos que tienen sus reservas. Escucho continuamente argumentos como: «Con el trabajo que me ha costado, ¿cómo lo voy a dejar «gratis» en Internet?». Yo suelo contestar que, precisamente porque ha costado varias horas de trabajo y es un buen resultado, merece la pena que circule libremente por la Red. Quizá sean puntos de vista diferentes. Yo, sin embargo, cada día tengo más claro aquello de que el conocimiento debe ser libre. Llevamos algo más de un mes de clase, estudiando geometría. Si tuviéramos que pagar a Pitágoras por cada vez que usamos su Teorema… O, desde otro punto de vista, ¿qué derecho tenemos a tomar un conocimiento que es abierto y universal (cualquier fórmula conocida), hacer una obra derivada (cualquier de nuestros ejercicios que preparamos) e intentar luego «cerrarla» o no querer compartirla? Vuelvo a decir: puntos de vista distintos.

El blog Xarxa TIC publica siempre intersante reflexiones sobre la creación y uso de materiales educativos y licencias libres. Recomiendo pasarse por allí y buscar sobre el tema.

Suelo recopilar mis documentos en Issuu, un servicio de publicación bastante práctico. Así va quedando mi «biblioteca» de materiales virtual.

Si hacía unos días compartía algo de material sobre fórmulas de geometría, hoy traigo algunos ejercicios que bien podrían ser un modelo de examen.

Documentos | Ejercicios de geometría
Enlaces | Mi biblioteca de documentos en Issuu | Licencias Creative Commons

Fotografías Creative Commons de temática educativa

El blog XarxaTIC trataba ayer las licencias Creative Commons y comentaba el beneficio que supone para la comunidad educativa el hecho de publicar contenidos con este tipo de licencias libres. Para ilustrarlo, compartía una interesante infografía.

Precisamente ayer dedicaba unas líneas en este blog para hablar de Ubuntu y software libre. Con esta idea de libertad, el código que define un programa puede ser ejecutado, copiado, distribuido, estudiado, modificado y distribuido de nuevo por cualquier usuario.

De forma similar, Creative Commons está inspirado en este concepto de software libre. Adoptando una licencia de tipo Creative Commons sobre una determinada imagen, texto o vídeo podemos especificar los términos en los que dicho material podrá ser usado y copiado.

También recibía a través de Twitter un enlace a una colección de fotografías de temática educativa, todas con licencia Creative Commons que quería compartir. En ocasiones, no resulta sencillo encontrar imágenes que puedan acompañar a los artículos en nuestros blogs o presentaciones. Así que se agradece dar con recursos de imagen con esta calidad (especialmente si nos gusta la fotografía).

Y aprovecho para preguntar, ¿conocéis repositorios de imágenes relacionadas con la educación que se puedan usar libremente? ¿qué servicio en Internet podéis recomendar para unificar todas las colecciones que van apareciendo?

Adjunto un enlace a la galería de fotografías y algunos ejemplos.

Educar

Apple Remote

Escribir

Enlace a la colección vía | Fernando Santamaría en Twitter

Fotografías | Galería en Flickr | Artículo en Dimgo

Enlaces | Creative Commons

10 años de enciclopedia libre: la Wikipedia

Hoy, 15 de enero de 2011, el proyecto de enciclopedia libre Wikipedia cumple 10 años. Para conmemorarlo se organizan estos días 428 eventos y otras tantas actividades online en un total de 210 países.

Actualmente Wikipedia se edita en 210 idiomas entre los cuales está, por supuesto, el español (con más de 700000 artículos), el catalán (+ 300000 artículos), el gallego (+ 65000 artículos) y el euskera (+ 60000 artículos). Y creciendo.

No hay semana (o día) que no visite la Wikipedia para consultar algún dato: un fecha, una biografía, datos sobre alguna película, algunos contenidos para complementar alguna asignatura, la lista de capítulos de alguna serie, etc. Información accesible con un par de clicks.

Wikipedia ya ha demostrado que es capaz de ofrecer contenidos de calidad, tanto o más que los publicados en otros sistemas tradicionales de enciclopedia, los de papel, de conocidas editoriales, y no con la frecuencia suficiente para cubrir las necesidades de documentación en determinadas áreas. Probablemente, los artículos sobre el Renacimiento en España, no necesiten ser actualizados urgentemente; sin embargo, las entradas de enciclopedia sobre noticias de actualidad o innovaciones tecnológicas, sencillamente no pueden esperar a que alguna editorial decida sacar una actualización de sus (pesados) volúmenes.

Sigo convencido de que el sistema de edición colaborativa con el que se va construyendo esta enciclopedia, no compromete en absoluto la calidad de sus contenidos. Todo los contrario: el hecho de contar con tantos usuarios que vigilan los artículos, da cierta garantía de que los artículos siguen mostrando la información que inicialmente se publicó, o que los datos se modifican correctamente. Vándalos hay en todas partes, pero no creo que haya muchos de ellos, por ejemplo, entre los 1700000 usuarios registrados en la Wikipedia en español. En proyectos de este tipo siempre hay más «buenos» que «malos».

Efectivamente, en la Wikipedia «puede escribir cualquiera» y en cambio mi sensación es precisamente que en esta enciclopedia «no escribe cualquiera». Mi experiencia personal en muchos casos, es la de haber encontrado artículos escritos y mantenidos por gente que sabe de lo que habla. Es por ello que os animo a utilizarla, y por qué no, a participar en el proyecto. Seguro que hay algún artículo de algún tema que os interese al que podáis contribuir. No se trata de escribir un artículo partiendo de una página en blanco. Las alternativas para colaborar con Wikipedia son muchas: pequeñas correciones ortográficas, traducción de artículos a otros idiomas, actualización de datos en tablas, inserción de referencias, etc.

En mi lista de 101 ideas para 2011, en el número 73, está la de «Colaborar en algún proyecto de contenidos libres». Hace unos años escribí algunos artículos y colaboré en otros con más frecuencia. Quizá 2011 sea el año de retomar el hábito: seleccionar y vigilar esos artículos que consulto semanalmente y contribuir en la medida de lo posible para mejorarlos.

La Wikipedia la hacemos entre todos.

Os dejo con unas palabras de Jimmy Wales, cofundador y promotor de Wikipedia:

Enlaces: 10 años de Wikipedia | Sobre Wikipedia en Wikipedia