El proyecto Stop Motion (o cómo explicar imagen y vídeo digital y no aburrir en el intento)

Resolución de una fotografía digital, píxeles y megapíxeles, píxeles por pulgada (ppp), escala de grises, modos de color: RGB, HSB y CMYK, profundidad de color, tamaño, compresión y calidad de una imagen, JPG, PNG, RAW y otros tantos formatos de imagen digital. Cámaras compactas y réflex, FPS (fotogramas por segundo), codecs, bitrate, HD…

Cuando queremos introducir los temas de imagen y vídeo digital aparecen necesariamente decenas de conceptos informáticos no siempre fáciles de explicar y tampoco sencillos de digerir por el alumno. Al final siempre resulta más práctico recurrir a un ejemplo. Sin embargo, si cada término técnico se debe acompañar de un ejemplo de aplicación, el aburrimiento está garantizado, para el profesor y para el alumno.

¿No será más efectivo proponer un solo proyecto de imagen y vídeo digital en el que estos conceptos se vayan explicando a medida que aparezcan y sea necesario aplicarlos a la actividad?

Stop Motion

«Aprender haciendo» (learning by doing, en inglés) o «aprendizaje basado en proyectos» (project-based learning, si buscáis iniciativas similares en Internet). Al fin y al cabo métodos de sentido común, con los que el conocimiento se adquiere sencillamente porque se pone en práctica. Tengo la sensación de que lo aprendido de este modo perdura más tiempo, porque el alumno recuerda haberlo aplicado para obtener un resultado concreto, en forma de proyecto. Y si tiene utilidad, mejor todavía. Y si además ha sido entretenido llevarlo, nos podemos dar por satisfechos.

Para las unidades didácticas de «imagen y vídeo digital» mi propuesta es un proyecto de Stop Motion ,«una técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas.»

En una primera sesión y como actividad de introducción-motivación, podemos mostrar ejemplos de proyectos realizados con la técnica Stop Motion, profesionales unos y otros más «artesanos», para comprender sobre todo las diferencias, en lo que a técnica se refiere, con proyectos de tipo time lapseslow motion, que ya he presentado en alguna ocasión. En esta primera clase será inevitable introducir algún término sobre imagen o vídeo digital, como puede ser el de resolución de la imagen o el concepto de FPS (trames per second).

Cómo ejemplo de Stop Motion para mostrar a los alumnos, profesional pero que utiliza en escena material muy asequible (elementos de oficina), propongo este proyecto ganador del concurso de videocreación de 2012: «Clip Clap». En los primeros segundos ya podemos comprobar la técnica que requiere.

También este proyecto de «Torre Animada» (Animated Tower (HESAV s’anime!), incluido en el vídeo el «cómo se hizo») es buen ejemplo para comprender la dificultad de algunos Stop Motion, en aspectos de planificación y organización.

En una segunda sesión, podemos realizar un pequeño stop motion «artesano» con tres sencillos elementos: una pizarra, una tiza y una aplicación móvil (teléfono o tablet). En menos de 8 minutos podemos tener el proyecto terminado. Con una fotografía cada 5 segundos y un total de 100 disparos que realizará el dispositivo móvil de forma automática, será suficiente para que la aplicación móvil monte el proyecto final en un instante y obtener un resultado similar al que aparece en el siguiente vídeo. Un sencillo stop motion puede servir para hacerse una idea de qué cambios son necesarios en cada fotograma para obtener el efecto de movimiento deseado.

También encontramos proyectos musicales. Una de mis canciones favoritas es «Her Morning Elegance» de Oren Lavie. Casualmente, el videoclip del tema es un Stop Motion.

De este Stop Motion, merece la pena ver también el making of. donde podemos descubrir parte del proceso detrás de las cámaras. Una curiosidad del proyecto es la continuidad que tuvo en forma de exposición de fotografía… de cada uno de los fotogramas de esta pequeña obra de arte y que además se pueden adquirir individualmente.

Stop Motion #1 | «Hi» de Enrique Benimeli
Stop Motion #2 | «Clip Clap» (ganador del concurso videocreación 2012)
Stop Motion #3 | «Animated Tower (HESAV s’anime!)»
Stop Motion #4 | «oren lavie – her morning elegance»
Her Morning EleganceHME Gallery
Fotografía Stop Motion #1 (Lego) | «Stop Motion Lego» de Emily Quinton en Flickr
Fotografía Stop Motion #2 | «Stop Motion (April ’13)» de VFS Digital Design en Flickr.
Recurso en Tiching | http://es.tiching.com/118394

Haz una foto al día con tu móvil durante un año: únete al reto #insta365

Uno de mis propósitos para este nuevo año ha sido unirme a algún reto fotográfico de los que circulan por Internet. Recientemente lanzaba en este mismo blog la segunda edición del reto de «30 días, 30 fotos», que ya propuse a los alumnos en el curso pasado. Para este proyecto de un mes, basta con tener la cámara a mano a diario y comprometerse a hacer una foto al día. Una iniciativa creo que bastante factible.

Sin embargo, en 2013 me apetecía llevar a cabo un reto fotográfico durante un año. Existen varias alternativas, como hacer una foto cada semana o sacar un número determinado de fotografías partiendo de una lista de temas. También puede resultar motivador el proyecto de hacer una foto al día, de tema libre. Y es ese el reto que ya estoy llevando a cabo desde el 1 de enero de este año.

El reto: una foto al día

La dificultad de este reto fotográfico está principalmente en la discplina que conlleva realizar una foto todos y cada uno de los días del año. Podría ocurrir que olvidáramos hacer la foto un día. Pero realmente, lo que complica llevar a cabo el proyecto es tener que cargar cada día con nuestro equipo fotográfico, si queremos hacer las fotos con una cámara réflex. Siempre podemos optar por una cámara compacta, pero para este actividad en particular, vamos a proponer el uso del teléfono móvil para hacer «la foto del día».

Haciendo las fotos con un smartphone con conexión a Internet, podemos ampliar el proyecto y aprender otros muchos conceptos relacionados con la imagen digital, las redes sociales y la difusión de contenidos en la Red. Nos referiremos a este desafío fotográfico como #insta365.

Desde luego es un proyecto que se puede plantear a nuestros alumnos. Cierto es que hay más días de reto que clases en un curso, pero nada impide iniciar el proyecto y trabajar con él durante algunas semanas. Aunque quizá muchos decidan continuar todo un año. El mayor inconveniente es que es muy probable que no todos dispongan de un smartphone para realizar la actividad.

Fotografías instantáneas y filtros: Instagram

Instagram está de moda. Esta popular aplicación móvil para compartir fotos, cuenta ya con más de 100 millones de usuarios registrados (por cierto: Facebook la compró en abril de 2012 por 1000 millones de dólares).

Destaca la simplicidad de sus funciones. Una característica es la forma cuadrada y redondeada en las puntas de las fotografías en honor a la Kodak Instamatic y las cámaras Polaroid. Y es precisamente esta facilidad para sacar las fotos, recortarlas y aplicarles un filtro para modificarlas, lo que ha hecho que esta popular aplicación esté sacando al fotógrafo que todos llevamos dentro.

X-Pro II, Earlybird, Lo-fi, Toaster, Brannan o Amaro son algunos de los filtros que podemos elegir para nuestras fotografías en Instagram. En muchos casos, tras aplicar un filtro a una imagen, modificar el contraste y desenfocar algunas zonas, podemos obtener resultados verdaderamente sorprendentes.

En algunas de las actualizaciones de la aplicación que van apareciendo de vez en cuando, también se van incorporando nuevos filtros. Instagram está disponible para los sistemas operativos móviles iOS (4.3 o posterior) y Android (2.2 o superior), en al menos 9 idiomas, entre los que está el español.

Instagram es sin duda una fantástica aplicación para editar nuestras fotografías, aunque existen alternativas: EyeEm, Starmatic, Pixlr-o-Matic,  StreamZoo, Path o Pinterest, pueden servir, con más o menos opciones, para retocar y compartir las imágenes de nuestro reto.

Difusión del progreso del reto: #insta365

Podríamos sacar una foto al día durante un año y sorprender el último día a nuestros amigos mostrando nuestro proyecto fotográfico en un álbum. Siempre estaremos a tiempo de organizar algo similar, en «papel» o en formato digital.

Lo interesante de este tipo de retos es ir contando de vez en cuando cómo nos va: las dificultades que hemos encontrado o la historia detrás de cada fotografía. Afortundamente, las redes sociales se presentan como la herramienta perfecta para difundir en Internet nuestro proyecto y contar al mundo el progreso del reto.

Una vez que hemos tomado y retocado nuestra fotografía del día, solo nos falta publicarla en Instagram. Pero antes de hacerlo, la aplicación ofrece la posibilidad de compartir la imagen también en otras redes sociales. Podemos vincular en Instagram nuestras cuentas de Facebook, Twitter, Tumblr, Flickr y Foursquare para mostrar el progreso del reto a nuestros contactos en estas redes sociales.

Habrá que buscar un título para la fotografía, que podemos escribir entre comillas «». También será conveniente numerar cada una de las fotos (1 de #365, 2 de #365, …). Tras publicar en Twitter, el tweet aparecería de la siguiente forma en nuestro timeline:

Twitter o Facebook pueden ser un canal muy efectivo para mostrar nuestras fotografías a nuestros contactos, sobre todo a aquellos que no utilizan Instagram, y que por tanto no tienen oportunidad de seguir directamente el progreso del reto a través de la aplicación. Para hacer el seguimiento del reto en redes sociales como Twitter, se propone el hashtag #insta365

Organización de las fotografías: Flickr

¿Cómo organizar las 365 fotografías que haremos durante un año? Pues como lo haríamos al modo tradicional: en un álbum, solo que virtual. Internet ofrece decenas de servicios para la publicación de nuestras fotografías, pero que cuentan también con funciones de red social para agregar contactos, etiquetar las imágenes, marcar favoritos, descargar las imágenes en distintos formatos, organizar las fotos en álbumes o acceder a estadísticas de visitas.

Picasa Web, 500px o incluso Facebook, pueden ser excelentes soluciones para organizar nuestras fotografías. Sin embargo, de todos los servicios, para este reto recomiendo utilizar Flickr, sobre todo por su integración con la aplicación Instagram. Enviar la foto del día a nuestra cuenta de Flickr es realmente sencillo; basta con marcar la opción para compartirla también allí. Además, Flickr tiene ya cierta trayectoria como sitio web para alojar el trabajo de muchos fotógrafos, profesionales y aficionados. Merece la pena echarle un vistazo en cualquier caso.

Flickr cuenta con su propia aplicación móvil, tanto en iOS como en Android. De modo que, sin dejar nuestro móvil, podemos organizar las fotografías que hemos enviado a Flickr desde Instagram.

Lo más práctico para este reto será crear un álbum con el nombre «Insta365» o simplemente «365», donde vayamos guardando la foto diaria. Además, podemos editar directamente desde la aplicación toda la información sobre la foto, como pueden ser los aspectos de privacidad, el álbum y el grupo de fotografías al que pertenece o las etiquetas que hemos asignado.

Al enviar la fotografía desde Instagram a Flickr, se asignan automáticamente una serie de etiquetas. Podemos observar en la imagen que aparecen 6 de ellas: «Amaro» (el filtro que se utilizó), «iphoneography» (la imagen se hizo desde un iPhone), «square format»/«square» (formato cuadrado de la imagen), «instagram app» (se editó la fotografía con la aplicación móvil Instagram) y «365», que es la etiqueta que yo añado manualmente.

Asignar la etiqueta «365» (podríamos haber elegido cualquier otra), permite filtrar en otros lugares de Internet todas nuestras fotografías de Flickr, para dejar solamente las del reto. El plugin «Quick Flickr Widget» de WordPress permite precisamente mostrar en tu blog las últimas fotografías de tu perfil en Flickr, con la opción de mostrar solo aquellas con una etiqueta determinada. En Esfera TIC se ha instalado este plugin, estableciendo la etiqueta «365», para mostrar sólo la foto del día hasta que finalice el año. Otra forma más de difundir el progreso del reto.

De algún modo, resulta gratificante ver como el álbum del proyecto en Flickr va llenándose de fotografías día tras día. El reto requiere constancia, pero es reamente motivador el simple hecho de imaginar que el último día de diciembre de 2013 habrá allí retratados 365 momentos del año.

En cada fotografía intento reflejar algún momento o pensamiento del día que ha sido especial, importante o divertido. Es por ello que aconsejo siempre publicar la fotografía al final del día. La foto puede llegar en cualquier momento…

Mi reto | Proyecto fotográfico #insta360 | Perfil en Instagram
Instagram | Web Oficial de Instagram | App. iOS | App. Android
Flickr | Web Oficial de Flickr | App. iOS | App. Android
Fotografía «móviles 365» | «Day 365 – woo hoo!» de Brian J. Matis en Flickr

En 2013… ¡atrévete a soñar!

Con la llegada del nuevo año son muchos los que preparamos papel y lápiz (o dedos y teclado) para confeccionar nuestra particular lista de propósitos (suponemos que todos buenos…). Si todavía no has preparado la tuya, siempre puedes tirar de Internet. En estos últimos días muchísimos blogs nos han invadido con infinitas listas de ideas para el 2013, llenas de consejos sobre cómo afrontar los retos del nuevo año. Hay muchos puntos que podemos aprovechar, pero quizá convendría sentarse, reflexionar y elaborar nuestra lista personal de proyectos para el nuevo año.

Probablemente hay algunas cosas que nos gustaría hacer de otro modo, y nunca encontramos el momento adecuado para hacer el cambio; otras que simplemente estamos deseando dejar de hacer y no encontramos la energía. Pero desde luego, hay muchas ideas que año tras año se quedan precisamente en eso, en ideas, en propósitos, en proyectos sobre papel, …. Y seguramente tenemos el tiempo y tenemos la energía para llevarlos a cabo; sólo nos falta un poco de valor. El cambio de año puede ser la excusa perfecta para darnos el empujón final y cumplir nuestros sueños.

Por una vez, en este 2013… ¡átrevete a soñar!

¡Nos leemos en 2013!

Fotografía «Nubes» | Bowl of clouds de Kevin Dooley
Fotografía «Luces» | Raúl Martín

La fuerza de la fotografía : «Un año cambiándole el rostro al mundo»

No es la primera vez que comparto en este blog algún proyecto sobre fotografía. De hecho, empiezo a pensar que merece una sección especial. No por lo que hay publicado, sino por lo que está por venir.

Llegan cada semana a través de las redes sociales decenas de iniciativas fotográficas de todo tipo, algunas modestas y realizables incluso en clase, otras espectaculares y quizá menos accesibles. Me sorprende sin embargo que haya pasado por alto este proyecto de arte global presentado en TED el pasado mayo con el título «JR: Un año cambiándole el rostro al mundo».

Para quien todavía no conozca TED (Technology, Entertainment, Design), se trata de una organización sin ánimo de lucro dedicada a las «Ideas dignas de difundir» (aparece el lema siempre en inglés: ideas worth spreading). TED es conocida por su congreso anual (TED Conference) y sus charlas (TED Talks), que tratan diversos temas: ciencias, arte y diseño, política, educación, cultura, negocios, asuntos globales, tecnología y desarrollo, y entretenimiento.

En la presentación hablan de «Inside Out», un proyecto fotográfico mundial para enseñarle al mundo su verdadero rostro. Ese el deseo que el que el artista urbano JR pidió en 2011. Un año después, tras ganar el premio TED, nos muestra «cómo unos pósteres gigantes de rostros humanos, pegados en lugares públicos, están conectando comunidades, provocando cambios y poniendo el mundo patas para arriba».

Durante la presentación el artista hace la siguiente reflexión:

Hay un montón de proyectos escolares. El 20% de los pósteres que recibimos viene de colegios. La educación es fundamental. Los niños sacan fotos en clase, el profesor las recibe, las pegan en el colegio. Aquí incluso tuvieron la ayuda de los bomberos. Debería haber más colegios haciendo este tipo de proyecto.

Disfrutad de la charla.

Podéis leer también la transcripción completa a continuación:

Hace doce años, estaba en la calle escribiendo mi nombre para poder decir: «Existo». Después me puse a sacar fotos de gente para pegarlas en las calles y poder decir: «Existen». Desde los suburbios de París al muro de Israel y Palestina, de los tejados de Kenia a las favelas de Río, con papel y pegamento. Tan sencillo como eso.

El año pasado lancé una pregunta: ¿Puede el arte cambiar el mundo? Bueno, les diré que, en lo que a cambiar el mundo respecta, ha habido mucha competencia este año, porque la Primavera Árabe aún se está propagando, la Eurozona se ha desplomado… ¿Qué más? El movimiento Occupy ha encontrado una voz, y yo aún tengo que hablar en inglés constantemente. Así que ha habido muchos cambios.

Cuando pedí mi deseo TED el año pasado, dije: «voy a cambiar mi concepto». «Ustedes sacarán las fotos». «Me las enviarán». «Yo las imprimo y se las mando de nuevo para que las peguen donde tenga sentido para que Uds. muestren ese mensaje».

Eso es Inside Out. Se han impreso cien mil pósteres este año. Se trata de este tipo de póster, les mostraré. Y seguimos mandando más y más cada día. Este es el tamaño. Simplemente una hoja de papel corriente con un poco de tinta. Este es de Haití.

Cuando pedí mi deseo el año pasado, cientos de personas se movilizaron y quisieron ayudarnos. Pero dije que tenía que ser bajo las condiciones con las que siempre he trabajado: ni créditos, ni logotipos, ni patrocinadores. Una semana más tarde, un puñado de gente se encontraba lista para ayudar y dar fuerza a la gente que deseaba cambiar el mundo. Esa es la gente de la que quiero hablar hoy.

Dos semanas después de mi charla, en Túnez, se hicieron cientos de retratos. Y cubrieron todos y cada uno de los retratos del dictador con sus propias fotos. ¡Bam! Esto es lo que pasó. Slim y sus amigos recorrieron el país y pegaron cientos de fotos por todas partes para mostrar la diversidad de su país. De veras han conseguido hacer de Inside Out su propio proyecto. De hecho, esa foto se pegó en una comisaría de policía, y lo que ven en el suelo son carnés de identidad de todas las fotos de gente investigada por la policía.

Rusia. Chad quería luchar contra la homofobia en Rusia. Fue con sus amigos a todas las embajadas rusas de Europa y se plantó allí con fotos para decir: «Tenemos derechos». Usaron Inside Out como una plataforma de protesta.

Karachi, Pakistán. Sharmeen de hecho está aquí. Organizó una acción TEDx allí e hizo todas las caras invisibles de la ciudad visibles en los muros de su pueblo. Y hoy quiero darle las gracias.

Dakota del Norte. Standing Rock Nation. En esta, Isla Tortuga, integrante de la tribu Dakota Lakota quería mostrar que los aborígenes de EE.UU. siguen ahí. La séptima generación aún sigue luchando por sus derechos. Pegó retratos por toda su reserva. Y también está aquí hoy. Cada vez que consigo un muro en Nueva York, uso sus fotos para seguir difundiendo el proyecto.

Juárez: seguro oyeron hablar de la frontera; una de las más peligrosas del mundo. Mónica ha hecho miles de retratos con un grupo de fotógrafos y la ha cubierto por completo. ¿Saben lo que hace falta para hacer algo así? Gente, energía, preparar el pegamento, organizar al equipo. Fue increíble.

Al mismo tiempo en Irán, Abololo -un apodo, por supuesto- ha pegado el rostro de una única mujer para mostrar su oposición al gobierno. No hace falta que les diga el riesgo que corrió haciendo eso.

Hay un montón de proyectos escolares. El 20% de los pósteres que recibimos viene de colegios. La educación es fundamental. Los niños sacan fotos en clase, el profesor las recibe, las pegan en el colegio. Aquí incluso tuvieron la ayuda de los bomberos. Debería haber más colegios haciendo este tipo de proyecto.

Por supuesto, queríamos volver a Israel y Palestina. Así que fuimos con un camión que contenía una cabina fotográfica. Uno entra por la parte de atrás del camión, saca su foto, 30 segundos después la recoge y está preparado para sacudir el mundo. Miles de personas lo usaron y cada uno de ellos firmó una iniciativa por un doble estado pacífico y después marcharon por las calles. Esta es la marcha, 450 000 personas, a principios de septiembre. Todos mostraban su foto en una pancarta como protesta. Por otro lado, la gente estaba cubriendo las calles y los edificios. Por todas partes. Vamos, no me digan que allí la gente no está lista para la paz.

Fueron necesarias miles de acciones en un año, haciendo que participaran cientos de miles de personas, dando lugar a millones de opiniones. Este es el mayor proyecto global de arte participativo en curso.

Así que volvamos a la pregunta: «¿Puede el arte cambiar el mundo?» Quizás no en un año. Eso es el principio. Pero a lo mejor deberíamos cambiar la pregunta. ¿Puede el arte cambiar la vida de la gente? Por lo que he visto este año, sí. ¿Y saben qué? Esto es solo el principio. Juntos, revolucionemos el mundo. Gracias.

(Aplausos)

www.ted.com | «JR: un año cambiándole el rostro al mundo»
Proyecto | www.insideoutproject.net

Bases de Datos (III). Diseño lógico

En la serie de materiales sobre Bases de Datos, presenté algunos conceptos y definiciones, además de la realización de un proyecto completo, resumiendo cada una de las fases que lo componen: análisis, esquema, tablas, datos y consultas. En la Fase 2 del diseño de la Base de Datos, propuse la elaboración de un esquema de la BD utilizando el Modelo Entidad-Relación.

Una vez terminado y validado el diagrama, ya estamos en disposición de comenzar la Fase 3, en la que nos enfrentamos al diseño de la BD con el ordenador, utilizando un Sistema de Gestión de Base de Datos.

Esta fase se conoce como diseño lógico. En este punto del proyecto, transformamos el esquema de la base de datos (diseño conceptual), en una serie de estructuras lógicas (tablas, campos, claves primarias y ajenas, etc.), que permitirán almacenar los datos de una forma óptima, sin redundancia de datos (que no haya duplicidad de información; que no se repita el mismo dato) y garantizando la integridad referencial: que no se pueda relacionar un dato A con otro dato B, si este último no existe todavía en la base de datos.

El objetivo es definir correctamente los campos y claves de las tablas, y las relaciones entre ellas, para que el sistema gestor de base de datos pueda avisar con un mensaje de error si el usuario está intentando realizar una operación incorrecta sobre la base de datos, y que no corresponde con el diseño del esquema inicial.

He resumido en estos apuntes los pasos necesarios para definir las distintas relaciones entre entidades que se pueden dar en la fase de diseño lógico.

Ficha (4) | Diseño lógico (PDF, 2 páginas)
En Tiching | Bases de datos (III). Diseño lógico.
Ficha (3) | Modelo Entidad-Relación (PDF, 2 páginas)
Fichas (1) y (2) | Bases de Datos (I). Fases de diseño

Sobre viajes en el tiempo y retos fotográficos

Me gusta la fotografía. Intento aprender algo nuevo cada día, sobre técnica y edición. También intento estar al tanto de la novedades sobre nuevas cámaras y objetivos que van saliendo al mercado. Y para ello resulta realmente práctico seguir blogs como Xataka Foto, donde se publican a diario artículos sobre actualidad, modelos de cámaras, software, entre otros consejos. Además cuentan con cursos “por capítulos” sobre diferentes aspectos del arte de la fotografía.

Por otro lado, la materia de Edición de Imágenes Digitales, en mayor o menor medida, forma parte del currículo de la asignatura de Informática en varios cursos de la ESO. Y los contenidos de los temas sobre edición de imágenes puede resultar un tanto aburridos si no hay un motivo de por medio. Un proyecto.

Durante este curso vamos a llevar a cabo en clase un par de proyectos relacionados con la edición digital de imágenes. El primero implica la búsqueda de fotografías; en el segundo, cámara en mano, son los alumnos los protagonistas.

Un viaje en el tiempo

El primero es un viaje en el tiempo. Encontré la idea en “Trippy Pictures Within Pictures” de Izismile, a través del blog Gran Angular. El concepto es bastante original. Se trata de fusionar pasado y presente a través de la fotografía; de “cómo las cosas han cambiado, pero siguen igual”.

El proyecto para los alumnos puede ser realmente completo. Implica la búsqueda de fotografías antiguas, por ejemplo de carácter familiar o de la ciudad en la que viven, tomada en algún lugar que puedan volver a visitar, para comprobar qué cosas no han cambiado tanto. Un viaje en la historia o a algún recuerdo no demasiado lejano.

La parte de edición de las imágenes puede incluir algún retoque sobre la fotografía antigua, o alguna edición sobre la fotografía final, por ejemplo, para la creación de una postal.

30 Días / 30 Fotos

El segundo proyecto es un reto fotográfico cuyo objetivo es conseguir sacar una foto al día durante un mes, con la pequeña dificultad de que cada foto debe ser sobre un tema de una lista.
La idea original parece ser de Sherry, una bloguera que escribe en “Oh So Lovely” sobre decoración y otros proyectos DIY (Do It Yourself, en español, “Hazlo tú mismo”).

La lista que propone parece sencilla a primera vista. Sin embargo, hay algunos temas en los que se hace necesario mostrar algún aspecto más personal, mientras que otros simplemente requieren mucho más trabajo, por el momento del día o por el lugar de la escena. Es por esta razón que, para el proyecto de estudiantes, eliminaría algunos temas para añadir otros que puedan ser más interesantes para un posterior trabajo de edición digital de las imágenes con el editor GIMP en Linux, del que ya he hablado en alguna ocasión. Cuando ponga en marcha el proyecto, publicaré mi propuesta de lista de 30 “items” para el reto.

Para los que quieran seguir mejorando la integración del desarrollo de competencias en sus programaciones didácticas, creo que con este par de actividades se pueden cubrir (en parte), ya algunas de ellas:

  • la competencia “cultural y artística”, a través del conocimiento y comprensión de manifestaciones culturales o artísticas, esto es, monumentos o edificios que pueden ser fotografiados en el proyecto de «viaje en el tiempo».
  • la competencia de “autonomía e iniciativa personal” para desarrollar la creatividad y la perseverancia, especialmente en el reto de «30 días, 30 fotos».
  • y lógicamente, la de “tratamiento de la información y competencia digital”, mediante el uso de herramientas informáticas para la edición de las imágenes en ambos proyectos.

Enlaces | Trippy Pictures Within Pictures | Anyone Up For a Challenge
Foto Cámara | My Camera de BigTallGuy